Andalucía

Trabajadores del Parador de Málaga denuncian fraude en su escuela de golf

El escrito centra sus quejas en el declive de las instalaciones y la poca profesionalidad de los cursos

Campo de golf del Parador de Málaga.
photo_cameraCampo de golf del Parador de Málaga.

Los trabajadores de Paradores de Málaga han denunciado al presidente de la organización la privatización de la escuela de Golf del Parador de Málaga de manos de la empresa IH Golf Academy, que han denunciado como una “nefasta gestión”.

Los trabajadores han advertido del “descontento general” en el Parador como consecuencia del “trato vejatorio” por parte de la directora el establecimiento, Marian Montero, y la “imposibilidad de hablar” con ella.

Según el texto, el 30 de septiembre de 2016, se publicó la licitación de la escuela de golf con una fecha límite del 14 de octubre. IH Golf Academy, como único licitante, ofertó 1.001 euros al mes. Los trabajadores del parador de Málaga han denunciado que la directora se pusiera en contacto con Iván Hurtado, CEO de la empresa, en 2015 y que los requisitos de la licitación “parecieran estar hechos a medida”, aunque muchos de ellos no se han llegado a cumplir.

El 1 de julio de 2017 se abrió la Escuela. En el pliego de contratación se incluyó una cláusula por la que se penalizaría con 200 euros por día de retraso. Al abrirse 222 días después de su licitación, esta cantidad ascendió a 44.400 euros de sanción. Pero los problemas continuaron.

“Declive” de las instalaciones

El estado de las instalaciones del parador han sido una de las críticas emitidas por los trabajadores. Según la denuncia, la escuela de Golf del Parador de Málaga y su cafetería han experimentado “un profundo declive” en las instalaciones a partir del comienzo de la gestión como Directora de este Parador de Dª Marian Montero, en agosto de 2012.

Los empleados del parador de Málaga han denunciado que, desde ese momento, se dejó de invertir en la escuela, considerada una de las mejores de España.

Según el escrito, los ingresos por parte de Paradores en el concepto de infraestructuras hayan mermado cerca de un 90% respecto a las cifras obtenidas por las anteriores directivas del Parador de Málaga Golf. Los trabajadores han criticado que otros directores coincidieron con la crisis de 2008 y aún así “se hizo todo lo posible por que el Campo de Prácticas y la Escuela de Golf funcionasen mejor”.

Asimismo, el servicio de cafetería cerró por “pérdidas de dinero”. Poco tiempo después, se restauró la cafetería, transformado en una oficina y una tienda de golf de IH Golf Academy. Según el escrito, esta tienda “hace competencia directa a la de Paradores”.

Profesores sin titulación

La Escuela de Golf es otro de los ejes de la denuncia. Según el escrito, Hurtado, dirigía un grupo de profesores para dar clase. Sin embargo, el personal de Paradores ha denunciado que no todos los maestros que imparten clase en la escuela son profesores titulados.

Esta situación podría contradecir los estatutos de la Federación Española de Golf, según los cuales es necesario estar titulado para dar clases. Según la denuncia, el propio Hurtado no ha dado clase en el parador, al contar con una escuela de golf propia.

Asimismo, el escrito ha denunciado que la Escuela de Golf regalase abonos para jugar en el campo a los clientes de la Adjudicataria, por un valor superior a los 2.000 euros. Además, el texto ha criticado que si entre los grupos que reservan el campo hay algún jugador amateur, Hurtado recibirá 10 euros por jugador novel.

Como consecuencia, los denunciantes han reducido los ingresos en un 80%, pasando de 90.000 euros en concepto de cursos de golf, incluyendo clases nocturnas, infantiles y particulares, a 14.000. Entre otros gastos, también incluye la pérdida de bolas de golf, con una media de cinco mil o seis mil bolas semanales.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable