Andalucía

Marruecos avisa a España por los misiles israelíes en el Estrecho de Gibraltar

Asegura que “actuará con firmeza” si se vulnera la integridad territorial de España, tras publicarse que el ejército marroquí planea desplegar sistemas antiaéreos cerca de Tánger y Nador

Vista del Estrecho de Gibraltar
photo_camera Vista del Estrecho de Gibraltar

El Gobierno de Pedro Sánchez contesta con inusual dureza a una pregunta sobre el refuerzo militar de Marruecos. Si en otras ocasiones ha echado mano de respuestas más diplomáticas, recientemente ha incluido una frase que puede considerarse un aviso al vecino del sur.

El diario El Español publicó el 12 de diciembre que “Rabat desplegará misiles israelíes en El Estrecho en respuesta al refuerzo militar español en la zona”. En la noticia se informaba de que Marruecos planea instalar misiles antiaéreos como los que utiliza Israel para su “cúpula de hierro” con la que intercepta cohetes disparados desde los territorios palestinos.

Esas baterías de misiles se colocarían en ubicaciones como Tánger y Nador, ciudades situadas cerca de Ceuta y Melilla.

Según la noticia de El Español, el movimiento de Marruecos sería una respuesta “a lo que entiende es un mayor control del Ejército español en los cinco territorios del norte de África: las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, el peñón de Vélez de la Gomera, el peñón de Alhucemas y el archipiélago de las Islas Chafarinas”.

Confidencial Digital ha podido comprobar que la noticia dio lugar a una pregunta parlamentaria que registraron varios diputados de Vox en el Congreso, para solicitar del Gobierno una respuesta por escrito.

“Según informaciones publicadas, Marruecos estudia desplegar misiles israelíes en El Estrecho, en las zonas de Tánger y Nador, «en respuesta a lo que entiende es un mayor control del Ejército español en los cinco territorios del norte de África: las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, el peñón de Vélez de la Gomera, el peñón de Alhucemas y el archipiélago de las Islas Chafarinas»”, plantearon los diputados de Vox, que preguntaron si “atendiendo a estas informaciones, ¿tiene el Gobierno conocimiento de las mismas y, en caso afirmativo, qué medidas tiene previsto adoptar?”.

La pregunta iba dirigida al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

“Actuará con firmeza”

Ante preguntas delicadas como esta, que inquieren sobre asuntos complicados en los que el Gobierno podría preferir pasar de puntillas, el Ejecutivo suele actuar de dos formas. O bien se limita a una respuesta muy escueta, señalando que no puede revelar más información, u opta por extenderse en destacar las buenas relaciones oficiales con Marruecos, en un tono muy correcto.

En esta ocasión, la pregunta sobre los misiles israelíes en Marruecos ha tenido una contestación corta, pero significativa y poco común.

En la respuesta escrita enviada al Congreso, consultada por ECD, se indica que “el Gobierno defiende la integridad territorial de España y actuará con firmeza en caso de que esta sea vulnerada”.

La primera parte sobre la defensa de la integridad territorial de España ya la ha utilizado el Ejecutivo de Pedro Sánchez a otras preguntas relacionadas con Ceuta y Melilla.

Pero llama la atención la segunda parte, el aviso de que el Gobierno “actuará con firmeza” en caso de que la integridad territorial sea vulnerada. Y es que la pregunta de Vox no planteaba ningún escenario concreto de violación de la integridad territorial de España.

Los diputados de Vox se referían a la noticia de El Español sobre los planes marroquíes de desplegar misiles cerca de Ceuta y Melilla, como respuesta a la mayor actividad de las Fuerzas Armadas españolas en los territorios españoles del norte de África.

Al ser preguntado por si el Gobierno tenía conocimiento de los planes para instalar esos misiles en Tánger y Nador, y “qué medidas tiene previsto adoptar”, el Ejecutivo de Pedro Sánchez optó en esta ocasión por esa respuesta, que parece un aviso a Marruecos de que “actuará con firmeza” para defender la integridad territorial de España.

Remató la contestación con otra frase: “Como ha señalado en reiteradas ocasiones el Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, este Gobierno defenderá los valores y derechos de la ciudadanía española y los intereses de España en todo momento”.

Otra respuesta más diplomática

Las palabras escogidas por Exteriores, o por el departamento que finalmente elaboró la respuesta que se mandó al Congreso para contestar a la pregunta de Vox, contrastan con el tono utilizado en otras contestaciones sobre asuntos similares.

Marruecos adquirió hace unos meses doce drones turcos, que se suman a los que ya compró a Estados Unidos y a Israel. Los aparatos han sido asignados, de nuevos a bases militares en la zona de Tánger y Tetuán, cerca de Ceuta, y de Nador, al lado de Melilla.

Carles Mulet, senador de Compromís, quiso saber qué opinión le merecía al Gobierno de coalición de izquierdas este rearme de Marruecos.

En esa ocasión, el Ejecutivo no incluyó referencias a la integridad territorial de España, ni su compromiso de responder “con firmeza” si se violaba esa integridad territorial.

En el asunto de los drones, el Gobierno mostró un perfil mucho más comprensivo con Marruecos: “Dentro de los esfuerzos en materia de paz y seguridad, cada país es soberano para gestionar la vigilancia de sus fronteras con los medios que considere conveniente”.

Añadió que “tal y como ha manifestado el Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en reiteradas ocasiones, incluyendo durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, el pasado 16 de diciembre, el Ejecutivo continúa trabajando por mantener unas relaciones a la altura del siglo XXI”.

Continuó con las buenas palabras: “El Gobierno de España desea mantener la mejor relación de vecindad posible con Marruecos, socio estratégico. Así, el Gobierno trabaja y seguirá trabajando en los ámbitos de cooperación sobre los que se sustenta nuestra relación con Marruecos, buscando la mejor relación y el beneficio mutuo, y defendiendo siempre los intereses de España”.

Baterías antiaéreas chinas e israelíes

Sobre los sistemas de misiles antiaéreos de Marruecos se han conocido varias novedades en los últimos meses, además de esa noticia de El Español.

En noviembre se publicó la negociación con Israel para adquirir un sistema “Iron Dome” de la empresa Rafael. En diciembre, Marruecos inauguró una base dedicada al uso de baterías de defensa aérea de largo alcance FD-2000B, de origen chino, que superan las capacidades de las Sky Dragon 50 que tenía desde hacía años.

Y hace sólo dos días se anunció la compra por Marruecos del sistema Barak MX, de Israel Aerospace Industries, capaz de neutralizar amenazas aéreas en 150 kilómetros a la redonda.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?