Andalucía

El “inviable” departamento para internos inadaptados de la cárcel de Jaén

ACAIP-UGT denuncia agresiones a funcionarios y la entrada de droga

Centro Penitenciario de Jaén
photo_cameraCentro Penitenciario de Jaén

El sindicato ACAIP-UGTha criticado la viabilidad del departamento 10 del Centro Penitenciario de Jaén, destinado a “internos inadaptados al régimen ordinario del centro”.

Según ha denunciado el sindicato, el pasado martes se produjo un nuevo caso en que un interno, “en gran estado de excitación profirió amenazas, gritos e insultos” a los funcionarios destinados a este departamento del centro penitenciario.

Según ha hecho público la sección sindical de ACAIP-UGT del centro, el interno llegó a coger un funcionario por el cuello tras ser recriminado por su actuación. El interno finalmente fue reducido y “trasladado esposado al departamento de aislamiento”. El centro ha anunciado que el interno será trasladado a otro centro penitenciario.

Según ha explicado ACAIP-UGT, un interno “inadaptado” permanece en el departamento 10 durante seis meses, durante los cuales “acometen varios programas de tratamiento”. Una vez terminado el periodo estipulado por el centro, es decisión de la Dirección si los internos “volvieran de nuevo al régimen ordinario o bien fueran conducidos a otros centros penitenciarios”.

Falta de personal y consumo de drogas

Desde ACAIP-UGT, el modelo “deja mucho que desear” en la actualidad, ya que los cinco internos que se encuentran en la actualidad confinados en el departamento “llevan más de 6 meses sin que la dirección haya actuado”.

La principal causa de esta circunstancia, según ACAIP-UGT, es “la falta de personal existente en este centro” para custodiar a los internos en el departamento.

Asimismo, la organización del centro ha detectado varios incidentes debido a la entrada de droga. Según ha denunciado el sindicato, los intercambios se realizan a través de “internos que regresan de permiso y por las comunicaciones de vis a vis”.

La organización ya ha identificado numerosas “reyertas y alteraciones entre internos”, muchos de ellos en estado de consumo de estupefacientes. Según ha anunciado el sindicato, la entrada de droga ya ha sido intervenida por los funcionarios a través de cacheos, pese a su dificultad de localización, ya que la droga es escondida “en cavidades dentro de su cuerpo”.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes