Andalucía

Los votos de Luis Ángel Hierro irían hacia Susana Díaz en el caso de que las primarias del PSOE andaluz necesitaran segunda vuelta

La campaña avanza sin que por el momento se perfile un claro ganador entre los tres candidatos

EuropaPress_3768386_susana_diaz_juan_espadas_luis_angel_hierro_posan_antes_debate_tres
photo_camera Susana Díaz (i), Juan Espadas (c) y Luis Ángel Hierro (d) posan antes del debate entre los tres candidatos de las primarias del PSOE-A

Dejado atrás el pasado martes el único debate celebrado entre los tres aspirantes —Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro— para ser el próximo candidato socialista a la Junta de Andalucía, las primarias andaluzas encaran la recta final. En torno a 46.000 militantes están llamados a votar en sus sedes el próximo domingo.

Diversas fuentes próximas a los socialistas andaluces detallan para El Confidencial Autonómico la situación actual de las tres campañas. “La estrategia de Susana ha consistido en presentarse como la candidata del anti-aparato, de las bases”. De ahí sus críticas a la subida de la luz, señalan estos interlocutores, así como los mensajes en los que reclama un PSOE autónomo, dando a entender que Espadas es el candidato de Madrid, Ferraz y Pedro Sánchez.

“Juan (Espadas), por contra, afirma que es el cambio. Sostiene que no se puede continuar con la línea actual, que ha llevado a perder un millón de votos en las elecciones”, señalan las fuentes. Luis Ángel Hierro, de acuerdo con estos interlocutores, conduce una candidatura de corte testimonial y la más escorada a la izquierda. “No tiene nada que perder y en el debate fue quien más criticó a Espadas. En una hipotética segunda vuelta sus votos probablemente irían para Susana”, reflexionan los interlocutores.

Las encuestas no ofrecen un rotundo ganador —indican un 49% de votos para Espadas y un 43% para Díaz—. De ahí que los estrategas del partido comiencen a pensar en que no todo quedará decidido en la votación del domingo. “Si ningún candidato supera el 50% de los votos, entonces habrá una segunda llamada a las urnas; de ahí la importancia de qué hará con sus votos el tercero en liza; es decir, Hierro”, apuntan los interlocutores de este periódico.

Estados de ánimo

Susana está trasmitiendo cierto nerviosismo. No tiene mucho sentido que comente ahora que sufre discriminación machista cuando viene de ser la presidenta autonómica por el PSOE... Quizás este nerviosismo se deba a que va algo por detrás en las encuestas”, observan las fuentes. Asimismo, consideran que Juan Espadas acusa ya el desgaste por las políticas de Pedro Sánchez sobre los indultos hacia los independentistas y la subida de la tarifa de la luz.

De esta tensión vienen los reproches cruzados entre los dos candidatos principales: “esto me sucede por ser mujer”, afirma Díaz; mientras que Espadas apunta que “hay que saber llegar y hay que saber irse”, en referencia a su principal contrincante. La lucha también ha llegado al corazón de algunas sedes, donde ha habido impugnaciones por empadronamientos de última hora de militantes.

Hierro, por su parte, está dado a entender que algunos candidatos tienen acceso al censo de los militantes, para así mandarles mensajes específicos, pero no ha querido precisar sus acusacionesEstos momentos de gran tensión interna no se transparentan de cara a la galería. El tono de puertas a fuera, tal y como se vio en el debate emitido en directo por el PSOE andaluz en su canal de Youtube, es "de guante blanco”.

El día después

La fuentes consultas por El Confidencial Autonómico señalan que, en el caso de ganar Juan Espadas las primarias, podría darse la situación de que el candidato del PSOE a San Telmo no solo no fuese el secretario general del partido, sino que además estuviese enfrentado con su secretaria general, dado que en teoría Díaz seguiría ocupando ese puesto. A ello se añade que Susana Díaz también tendría mala relación con varios secretarios provinciales del partido, puesto que estos ya se han decantando abiertamente por Espadas. 

“De producirse este resultado, lo más probable es que Ferraz impusiese una gestora al minuto uno. De lo contrario, el partido llegaría muy debilitado a las próximas elecciones autonómicas, que no descartamos que se adelanten, viendo el auge de Juanma Moreno”, señalan los interlocutores. ¿Y qué sucedería si ganase Díaz? “Sería su golpe en la mesa; le serviría para reivindicarse y volver a la carga con renovadas fuerzas”, comentan las fuentes.

Roto y sin norte

“Desde hace año y medio, desde que salimos de San Telmo, el PSOE-A no existe como oposición. Esto explica en parte el éxito de Moreno. El problema de fondo es que aun no se ha impuesto nadie dentro del partido, y así tenemos un PSOE andaluz con tensiones larvadas constantes, enfrentado consigo mismo, deshilachado, sin liderazgo”.

Las citadas fuentes ejemplifican la situación con una serie de acciones políticas fallidas: “No hemos estado en el tema de la pandemia, nuestros mensajes resultan burdos y tampoco entramos en la agenda pública. Por eso el PP aquí no para de crecer. No tiene oposición efectiva”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes