Andalucía

Un nuevo escándalo con fondos de financiación salpica la gestión de Griñán. El ‘caso Bahía Competitiva’ pone en entredicho el reparto de 25 millones de euros en subvenciones

La Junta de Andalucía y el PSOE de Cádiz tendrán que explicar cómo se adjudicaron las ayudas y subvenciones por más de 25 millones de euros dentro del Plan de la Mejora de la Competitividad y el Desarrollo de la Bahía de Cádiz. Según las investigaciones policiales, se repartieron con criterios arbitrarios y podría haber existido un trato de favor respecto a ciertas empresas. Fuentes del PP de Andalucía han denunciado que esas partidas están estrechamente relacionadas con el 'caso de los ERE'.

Tras el caso de los ERE, Invercaria y la investigación del Servicio Andaluz de Empleo, la Junta de Andalucía tendrá que rendir cuentas ante las autoridades por un nuevo expediente por arbitrariedad en la concesión de ayudas públicas. En el llamado ‘caso Bahía Competitiva’ se está analizando la manera en que la Junta y el PSOE gaditano repartieron ayudas al empleo por 25 millones de euros.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, existe una relación del reparto de estas ayudas con el caso de los EREs. “Se han concedido una vez más subvenciones con dinero público sin ningún control”, indican fuentes del Parlamento andaluz.

El Plan Bahía Competitiva quedó paralizado en 2011, momento en el que se descubrió el posible fraude con las subvenciones del Ministerio de Industria, que debían haberse destinado a la creación de empleo y la reindustrialización de Cádiz.

Se detectaron “irregularidades y defectos” en una serie de proyectos empresariales que se estaban beneficiando de las ayudas. A día de hoy, el Gobierno andaluz “tiene que devolver 4,9 millones” de esas partidas y están pendientes de justificar “otros 16 millones”.

‘Fondo de reptiles’

Desde la oposición a Griñán insisten en que éste es “el mismo modus operandi que ha tenido el Gobierno respecto al caso de los EREs”. “Es increíble cómo la Junta ha hecho de la arbitrariedad y el descontrol el único criterio para gestionar fondos públicos”.

“Se han presentado informes, documentos y facturas muy dudosas”, añaden desde el PP de Andalucía, e indican que detrás de estas maniobras está el famoso “fondo de reptiles”.

Los populares han tenido acceso a varios documentos, como el que autoriza una modificación presupuestaria de la partida 31L de 1,2 millones de euros para destinarlos al Plan Bahía Competitiva. “Y allí aparece la firma del presidente de la Junta, José Antonio Griñán”.

Además de la Junta de Andalucía y el PSOE gaditano, en el ‘caso Bahía Competitiva’ aparece también el nombre del empresario gallego Alejandro Dávila Ouviña, uno de los imputados. La lista de personas que han sido llamadas a declarar supera la docena.

Tres de las empresas de Dávila están en el punto de mira de la investigación, que empezó por una denuncia de la Agencia de Innovación IDEA. Fue este organismo el que acudió al Banco de España y la Fiscalía de Delitos Económicos para avisar sobre esas irregularidades.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?