Andalucía

Moncloa y Ferraz presionan para que Susana Díaz salga con carácter inmediato de la secretaria general del PSOE-A

Pretende alinearse junto a García-Page, Fernández Vara y Lambán

Susana Díaz, en el mitin en Jaén con Zapatero.

La victoria de Juan Espadas en las primarias del PSOE de Andalucía, un hombre designado por Ferraz y dispuesto a seguir las directrices de Madrid, da a Pedro Sánchez todo el poder en el partido. Pero Susana Díaz se resiste a abandonar la secretaría general para posicionar al grupo socialista en el Parlamento andaluz contra los indultos.

Se tiene en cuenta que solo la federación andaluza con Susana Díaz al frente podría conllevar una cierta resistencia a Sánchez en el partido sobre la concesión de los indultos a los presos del ‘procés’, pero una vez fuera de juego la dirigente andaluza, el líder socialista conseguiría un apoyo cerrado e incondicional en las filas del PSOE.

Pese a que en el PSOE continúan algunos barones críticos en algunas ocasiones con las decisiones de Sánchez, fuentes del partido explican a Confidencial Digital que ni Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha; ni Guillermo Fernández-Vara en Extremadura, tienen la suficiente fuerza orgánica para incomodar al líder socialista sin tener detrás a la federación andaluza.

Posicionarse contra los indultos

De ahí que la intención de Susana Díaz sea mantenerse en el cargo hasta el congreso regional de finales de año, según podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas a la ex presidenta de la Junta.

Moncloa y Ferraz conocen las intenciones de Díaz y por eso crece la presión conforme pasan las horas para que presente su renuncia como secretaria general del PSOE de Andalucía tras su derrota frente a Espadas en las primarias para elegir al candidato a la presidencia de la Junta.

En Ferraz asumen que la reforma de los estatutos en el congreso federal de 2017 impide la opción de una gestora que descabalgue a la gran rival interna de Pedro Sánchez.

La dirección del PSOE ha descartado también un Comité Federal antes del previsto para el próximo 17 de julio, ante las peticiones de debate sobre indultos, consciente del incómodo escenario para Sánchez si la cita se convoca antes de que el Consejo de Ministros tome la decisión final sobre la medida de gracia a los lideres soberanistas.

Diferentes dirigentes socialistas, entre los que destacan sobre todo miembros de la dirección federal, confían en privado que Díaz renuncie pronto al liderazgo del partido y rechazan la cohabitación entre Espadas y Díaz.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?