Andalucía

Agricultores andaluces, al borde de la ruina: las grandes cooperativas incumplen sus contratos verbales

Les informan con horas de antelación que no recogerán su cosecha trimestral

SAndias
photo_camera Uno de los invernaderos granadinos afectados por la caída de precios.

Entre los campesinos granadinos y almerienses se viven momentos dramáticos, de intensa preocupación. Su cosecha trimestral de sandías, en la que han invertido cientos de horas y miles euros, está a punto de caer por la borda. Las grandes cooperativas se niegan a recoger su producto.

Fuentes próximas a estos agricultores explican el motivo: “creemos que es por la entrada de producto marroquí. Solo en nuestro invernadero hay 100.000 kilos de sandía. En unas semanas las cooperativas —una de ellas, Costa de Almería, con sede en Roquetas de Mar— nos han pasado a decir en las pizarras que recogerían el kilo de sandías a 0,37 céntimos; luego a 0,27; más tarde a 0,15al final directamente nos han comunicado que no las recogen. Y vemos que el precio de supermercado es de 0,89 el kilo”.

El presidente de Hortofrutícola Costa de Almería S.L. es el histórico empresario Juan Enrique Vargas Maldonado, vocal de la junta directiva de ECOHAL, la Federación Andaluza de Asociaciones de Empresarios Comercializadores Hortofrutícolas. Costa de Almería acaba de integrarse, a su vez, en la cooperativa de segundo grado Anecoop, que en un reciente reportaje afirma que continúa "fiel" a su compromiso con la agricultura nacional, apostando —dicen— por las producciones españolas que "conforman el 100 % de su oferta".

Uno de los agricultores afectados explica en este vídeo de tres minutos de duración la situación de desamparo que están sufriendo:

 

 

Entre los protagonistas afectados las reacciones están siendo diversas. Algunos, ante la imposibilidad de conseguir comprador, caen presa de la ira y rompen las sandías que ya no venderán a nadie, tal y como puede verse en este otro vídeo:

 

 

Otros, tras infinidad de llamadas y rondas de contactos, logran que alguna otra cooperativa finalmente se interese por su producto. “En nuestro caso concreto”, señala la referida fuente, “hemos conseguido que NatureChice nos compre el kilo a 0,18 céntimos”.

Incumplimientos 

La caída de precios afecta al eslabón más débil de la producción; los agricultores que no forman parte de ninguna cooperativa. Para entrar como cooperativista hay que aportar un montante significativo —entre 6.000 y 10.000 euros— y muchos agricultores no disponen de estas cantidades, dado que su escaso capital lo inviertan en la construcción y mantenimiento de los invernaderos. Ellos quedan expuestos a que sus compromisos verbales con las grandes cooperativas se rompan en cualquier momento, y toda su inversión y trabajo les conduzca a la ruina.

“Solo en Castell de Ferro, un pueblo de Granada, hay tres invernaderos que estamos pasando por esto. Una situación similar afecta a otras comarcas y pueblos de la provincia -Motril, por ejemplo- y a la zona de Almería”, señala la referida fuente.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes