Andalucía

El alcalde de Marinaleda no tomó parte en la decisión

El partido de Sánchez Gordillo dejará IU si en junio continúa apoyando a Susana Díaz

“Estamos hartos de que en las movilizaciones sociales nos echen en cara los recortes de la Junta”, explican desde la Candidatura Unitaria de Trabajadores

Juan Manuel Sánchez Gordillo, Diego Valderas y Cayo Lara, en un acto de Izquierda Unida.
photo_camera Juan Manuel Sánchez Gordillo, Diego Valderas y Cayo Lara, en un acto de Izquierda Unida.

La Asamblea de Balance que celebró Izquierda Unida de Andalucía para debatir con los militantes su labor dentro del gobierno autonómico se ha saldado con una ruptura: la de la CUT, el partido que lidera Juan Manuel Sánchez Gordillo, que ha suspendido su participación en la coalición de izquierda.

“IU de nuevo se vuelve a equivocar”: esa es la conclusión a la que llegaron la mayoría de los miembros de la Candidatura Unitaria de Trabajadores en una asamblea que celebró en Osuna (Sevilla) para analizar precisamente los resultados de otra asamblea, la que Izquierda Unida de Andalucía organizó una semana antes.

Ante la petición de un sector de las bases de romper el pacto con el PSOE que sustenta el gobierno de Susana Díaz, finalmente la dirección de IU consiguió aprobar la organización de una consulta a la militancia, en el mes de junio, sobre si continuar apoyando el ejecutivo autonómico o romper el acuerdo en la Junta de Andalucía.

La Asamblea Nacional de la CUT tomó entonces la decisión de “congelar su participación en los órganos andaluces de IU” como protesta ante lo que consideran el funcionamiento “antidemocrático” de esa Asamblea de Balance. La Candidatura Unitaria de Trabajadores rechaza el apoyo de Izquierda Unida a los presupuestos autonómicos para 2015.

Además, varios destacados dirigentes del partido de Sánchez Gordillo ha anunciado que abandonan la militancia y sus cargos en Izquierda Unida, empezando por el actual portavoz, Diego Cañamero.

Estamos cansados”

El Confidencial Autonómico ha podido conversar con fuentes de la dirección de la CUT presentes en esa asamblea donde se decidió la ruptura parcial con IU, donde hasta ahora están integrados.

“En la CUT ya estamos cansados y alguien tenía que dar el paso”, señala uno de los que ha decidido dejar la militancia en Izquierda Unida. Además, revela que todos también han pedido ya darse de baja de todos los cargos internos que ocupaban en la federación comunista.

Además de lo que se ha contado, desde la Candidatura Unitaria de Trabajadores explican ese “cansancio” que también ha motivado esta decisión: “A la gente de la CUT y del SAT [el Sindicato Andaluz de Trabajadores, vinculado a ese partido] ya nos daba reparo unirnos a las movilizaciones sociales, porque siempre nos preguntan por los recortes del gobierno de la Junta”.

Y es que durante estos años de pacto con el PSOE, un sector de Izquierda Unida en el que también estaba el partido que lidera Juan Manuel Sánchez Gordillo no ha visto con buenos ojos el apoyo a un gobierno que, pese a todo, también ha tenido que recortar las partidas presupuestarias sociales: “Izquierda Unida tiene una cuota de poder muy pequeña dentro del gobierno, y mientras siguen los recortes en sanidad y otros servicios sociales”. Eso minaba la credibilidad de los miembros de la CUT cuando acudían a protestas y manifestaciones contra los recortes, ya que no eran pocos los manifestantes que les reprochaban su apoyo a un gobierno que también recorta.

Por todo ello, estos dirigentes han decidido dar el paso personal, y además se ha tomado la decisión de “suspender” la participación de la CUT en los órganos de Izquierda Unida. Pero puede ir más allá: “De aquí a junio [cuando las bases de IU votarán si continuar apoyando al PSOE], si las cosas siguen como están, la totalidad de la Candidatura Unitaria de Trabajadores se saldrá de Izquierda Unida”.

Desde esta formación de izquierdas y nacionalista andaluza desconfían de ese referéndum que va a organizar IU en junio. Primero, porque ellos querían que fuera ya, en enero, y segundo porque no se fían de los resultados: “Ya amañaron la votación sobre si entrábamos o no en el gobierno de Andalucía”.

Sánchez Gordillo no participó en la decisión

ECA también ha podido saber que el líder de este partido y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, no participó en la asamblea de Osuna donde se decidió suspender la participación en IU. El también líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores arrastra desde hace más de un año problemas de salud, incluida una depresión, que le han obligado a reducir su presencia pública: “Juan Manuel no está participando porque todavía no está completamente recuperado, pero seguro que hubiera apoyado dejar Izquierda Unida”, apuntan personas de su confianza.

De hecho, el alcalde de Marinaleda no apoyó en el Parlamento Andaluz -donde es diputado- la investidura de José Antonio Griñán en 2012, y ya entonces se opuso a apoyar el gobierno con el PSOE.

Esta ruptura casi total con Izquierda Unida también condicionará la estrategia electoral de la CUT en las elecciones municipales de mayo. Aunque ya lo había apuntado anteriormente, este partido ahora ya apuesta decididamente por los Ganemos, las candidaturas unitarias de izquierda que se preparan en diversas ciudades y pueblos de Andalucía y de toda España.

“Estamos tratando de constituir Ganemos en todos los pueblos que podamos, y nosotros vamos a apostar por esa marca, coincidamos en ella o no con Izquierda Unida”, explican a El Confidencial Autonómico desde la dirección de la Candidatura Unitaria de Trabajadores.

Por ahora, la CUT ya está participando en los Ganemos, pero asegura que no mantiene conversaciones con Podemos. “Y nosotros no nos vamos a ir a Podemos porque hayamos dejamos IU”, explica uno de los dirigentes que ha abandonado Izquierda Unida.

Es la misma idea que aseguran desde Podemos en toda España: que todavía no están hablando con ningún otro partido ni organización para acudir juntos a las elecciones municipales. Eso sí, desde el partido de Sánchez Gordillo admiten un aspecto que puede ser clave: “Teresa Rodríguez tiene buenas relaciones con nosotros”. La eurodiputada pretende ahora liderar la estructura de Podemos en Andalucía, y su cercanía con la CUT y el SAT, anterior al surgimiento del partido de Pablo Iglesias, puede ayudar a un entendimiento electoral.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?