Andalucía

Podemos y el partido de Sánchez Gordillo acercan posturas para una alianza electoral en Andalucía

Diego Cañamero alaba en público al partido de Pablo Iglesias. Se aleja la “confluencia” con Izquierda Unida

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (izquierda); y el del SAT y la CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo (derecha).
photo_camera El líder de Podemos, Pablo Iglesias; y el del SAT y la CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo.

La irrupción de Podemos está trastocando el espectro político de la izquierda en toda España. En el caso de Andalucía, la participación de Izquierda Unida en el gobierno de coalición con el PSOE está acercando al partido de Pablo Iglesias y a una formación hasta ahora aliada de IU: la Candidatura Unitaria de Trabajadores que lidera Juan Manuel Sánchez Gordillo.

Tras su exitoso estreno en las elecciones europeas del 25 de mayo, Podemos se extendió rápidamente por toda España: los “círculos” (sus agrupaciones, tanto locales como sectoriales) fueron apareciendo a un ritmo vertiginoso por pueblos y ciudades de todo el país.

Su objetivo, que se concretará en la Asamblea Ciudadana de Otoño, es prepararse para las elecciones municipales y autonómicas, como ya contó El Confidencial Digital. Para la cita electoral de mayo de 2015, Podemos aún tiene que decidir si se presenta en solitario, con su propia marca, o se une a otros partidos de izquierda para conformar candidaturas más amplias.

Una de las regiones clave, y donde se están creando numerosos círculos, es Andalucía. Allí, el proceso de “confluencia” -es decir, de unión con otras organizaciones en algún tipo de alianza electoral- tiene particularidades que lo distinguen del resto de España: Izquierda Unida se encuentra gobernando en coalición con el PSOE, y sin embargo dentro de IU hay un partido, liderado por Juan Manuel Sánchez Gordillo (la Candidatura Unitaria de Trabajadores, CUT), con postulados más radicales y cercanos a Podemos.

Los elogios de Cañamero a Podemos

Fuentes de la CUT aseguran a El Confidencial Autonómico que actualmente esta pequeña formación -“hermana” del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT)- se encuentra inmersa en conversaciones “con todo el mundo de la izquierda de Andalucía”, salvo el PSOE, de cara a los comicios municipales de mayo de 2015.

Un portavoz de la Candidatura Unitaria de Trabajadores prefiere no especificar con qué grupos están actualmente tratando, pero sugiere que uno de ellos es Podemos. De hecho, son elocuentes varios mensajes que escribió recientemente en Twitter Diego Cañamero, actual portavoz del SAT y miembro de la dirección de la CUT: “PODEMOS, surge de los sentimientos profundo del pueblo que ven como sus vidas están en manos de una cúpula empresarial y política corrupta”; “Ahora de lo q se trata es q PODEMOS se convierta en una herramienta para la unidad de la izquierda transformadora. !con la unidad podemos!”; “Andalucía no puede esperar más tiempo con este régimen. Hagamos ese frente de izquierdas. Ganemos Andalucía!” [sic].

Cabe recordar que al IV Congreso Nacional de la CUT, celebrado en el mes de enero, acudió Pablo Iglesias apenas unos días después de lanzar el proyecto de Podemos ya como portavoz. En él se pudo ver al profesor de Ciencias Políticas junto a Juan Manuel Sánchez Gordillo y a Diego Cañamero, con quien ha coincidido en otros actos.

El planteamiento de la CUT -que gobierno con Sánchez Gordillo como alcalde en el municipio sevillano de Marinaleda y se ha presentado con Izquierda Unida en las últimas convocatorias electorales- es claro: “Planteamos una candidatura unitaria de la izquierda”, expresan a ECA.

Además, desde el partido de Sánchez Gordillo (que se define como nacionalista andaluz y anticapitalista) señalan que la “convergencia” no sólo debe ser para las elecciones municipales de mayo, sino que deberá tener otro plano: el autonómico. Aunque en principio no están previstas elecciones al Parlamento andaluz en mayo de 2015, las tensiones dentro del gobierno regional están provocando que Susana Díaz sopese el adelanto electoral. Y la CUT quiere estar preparado para ese escenario.

Podemos esperará a la Asamblea Ciudadana

Desde Podemos Sevilla -tanto en todos los barrios de la capital andaluza como en la mayoría de los pueblos de su provincia se han creado círculos- aseguran que actualmente no hay ninguna “conversación oficial” con la CUT ni con ningún otro partido, por la misma razón que esgrimen los círculos de otras autonomías: esperarán a la Asamblea Ciudadana, en la que los simpatizantes reunidos decidirán cómo y con quién se presenta Podemos a las elecciones municipales.

Un portavoz de la organización sevillana del partido de Pablo Iglesias (que a su vez también es sindicalista del SAT, precisamente) señala a El Confidencial Autonómico que tras esa asamblea, si se ha decidido buscar acuerdos con otras organizaciones, comenzarán los contactos oficiales. Además, en cualquier caso, un posible acuerdo de coalición se sometería al refrendo de los andaluces implicados en Podemos: “Habría una votación por Internet. Eso sí, no vamos a renunciar, por aliarnos con alguien, ni a hacer primarias abiertas ni a elaborar el programa electoral de forma participativa”.

Podemos y la CUT rechazan a Izquierda Unida en Andalucía

Aunque desde ambos partidos mantienen discreción sobre los contactos que están manteniendo, hay algo en lo que coinciden en conversación con El Confidencial Autonómico. “La presencia de Izquierda Unida en el gobierno andaluz es un obstáculo”, resumen desde la CUT.

Y es que aunque se presentó dentro de Izquierda Unida en las últimas elecciones municipales y autonómicas, las tensiones del partido de Sánchez Gordillo con la federación de IU han crecido en los últimos tiempos. De hecho, se opuso frontalmente al pacto de gobierno con el PSOE, por el que los diputados de Izquierda Unida votaron a José Antonio Griñán, y más tarde a Susana Díaz, y consiguieron varias consejerías.

También Diego Cañamero ha indicado en varias ocasiones que el acuerdo con IU está en un equilibrio precario por ese tema. Y desde Podemos comparten esa visión: “Aquí en Andalucía la confluencia con Izquierda Unida es más difícil, porque participan en un gobierno neoliberal que recorta gasto y derechos sociales, por mucho que digan que son de izquierda”.

Hay que recordar que tras las Europeas, Izquierda Unida creó la secretaría ejecutiva de Proceso Constituyente y Convergencia, y puso al frente a Alberto Garzón. El propio Garzón reconoció que el principal objetivo de este proceso es pactar de alguna forma con Podemos. Sin embargo, como se ve, en Andalucía esa convergencia política parece más complicada.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?