Andalucía

Tensión en el gobierno de Andalucía: Izquierda Unida, “harta” de la desconfianza del PSOE

La federación comunista inicia una campaña para reivindicar sus logros dentro del ejecutivo y marcar distancias con los socialistas

La presidenta andaluza, Susana Díaz, en el Parlamento regional con el vicepresidente Diego Valderas (IU).
photo_camera La presidenta andaluza, Susana Díaz, en el Parlamento regional con el vicepresidente Diego Valderas (IU).

Tras dos años y medio de gobierno de coalición en Andalucía, el PSOE e Izquierda Unida muestran cada vez de forma más clara su tensa relación. La aprobación de los presupuestos para 2015 aún no se da por supuesta, y en la federación que dirige Antonio Maíllo crece el malestar por la desconfianza que detectan en los socialistas.

IU mantiene la tensión en el seno del gobierno andaluz de cara a la aprobación de los Presupuestos para la Comunidad de 2015. El portavoz parlamentario de la federación de izquierdas, José Antonio Castro, ha puesto sobre la mesa de la presidenta Susana Díaz cuatro grandes medidas con el objetivo de “recuperar derechos e impulsar medidas en el apartado de lo ético”: la Ley del Buen Gobierno, la Ley de Renta Básica, la creación de una Banca Pública y la reforma de la Cámara de Cuentas de Andalucía.

Según confirman fuentes de Izquierda Unida a El Confidencial Autonómico, Castro ha iniciado una campaña para poner en valor las iniciativas de IU en el seno del ejecutivo andaluz, reivindicando como propias medidas recientemente aprobadas en materia de vivienda, exclusión social, políticas de solidaridad, de ayuda a la cooperación internacional o de movilidad sostenible, pero sobre todo las relacionadas con la corrupción.

IU considera que gracias a su presencia en el ejecutivo andaluz “han desaparecido los casos de corrupción en el gobierno” mientras se lamenta que los anteriores gobiernos socialistas “compraran la paz social debilitando a los sindicatos y empresarios, cuestionando el gobierno y situando a dos ex presidentes autonómicos en los pasillos del Tribunal Supremo”.

El PSOE duda de que IU aporte estabilidad al gobierno

Las fuentes internas consultadas por ECA reconocen que en el seno de la federación andaluza de Izquierda Unida no se disimula el malestar creciente por la “absoluta desconfianza” que los socialistas demuestran hacia su capacidad para aportar estabilidad en el ejecutivo andaluz.

De hecho, el portavoz en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Castro, ha confesado en privado -y asegura que es un sentimiento extendido en su formación- que está “harto” de las reticencias del PSOE desde el inicio de la legislatura y hasta ahora, a pesar de que, según su versión, “Izquierda Unida es la garantía de la justicia social, la transparencia y la apuesta por lo público". De esta manera, la federación de izquierdas pretende adjudicarse el éxito de todas las medidas sociales impulsadas en la legislatura de coalición PSOE-IU.

La intención de Izquierda Unida es marcar distancias con el PSOE ante la elaboración de los presupuestos autonómicos de 2015. Mientras tanto, la presidenta Susana Díaz trata de zanjar la polémica sobre la aprobación del presupuesto y un hipotético adelanto electoral asegurando que ambos partidos políticos van a aprobar el presupuesto de 2015.

Si hubiera dificultades, Díaz vaticina que “llegarán desde Génova y Moncloa” en clara referencia al Partido Popular y al gobierno de Mariano Rajoy. La presidenta de la Junta asume de esta manera la estrategia de los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán de culpar de todos los males de Andalucía a los gobiernos de Aznar y Rajoy, rescatando la llamada “política de confrontación” que caracterizó buena parte de las legislaturas de ambos ex presidentes socialistas.

Susana Díaz ha querido cerrar el debate con IU afirmando que ambos “harán un buen presupuesto a pesar del contexto complicado”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes