Andalucía

Asamblea de balance del acuerdo de gobierno

Izquierda Unida de Andalucía saca pecho ante sus militantes de su “victoria” en la crisis de la Corrala

Tacha de “embestida mediática desleal” la posición del PSOE durante el enfrentamiento por la ocupación de viviendas en Sevilla

Asamblea de Izquierda Unida Andalucía.
photo_camera Asamblea de Izquierda Unida Andalucía.

Dos años y medio después de firmar el pacto con el PSOE andaluz para gobernar la Junta, la federación autonómica de Izquierda Unida va a debatir en una asamblea su acción dentro del ejecutivo primero de José Antonio Griñán y después de Susana Díaz.

Este domingo 21 de diciembre, Izquierda Unida de Andalucía celebra en la localidad sevillana de Bormujos la reunión de su Asamblea de Balance. La cita debatirá las aportaciones que las asambleas de base han hecho al documento presentado por la dirección autonómica de IU: desde la creación de una comisión de investigación sobre el fraude de los cursos de formación hasta incluso la ruptura del pacto de gobierno con el PSOE.

El documento presentado por la dirección para debatirlo en esta asamblea hace un repaso a la actuación de Izquierda Unida tanto a nivel interno, con las primarias para elegir a su candidato a las elecciones andaluzas, como de cara al exterior: desde su participación en movilizaciones sociales hasta las propuestas que ha presentado en el Parlamento regional, pasando en especial por su trabajo dentro del gobierno que lidera Susana Díaz.

Tal y como ha podido comprobar El Confidencial Autonómico, el documento en el que la dirección de IU Andalucía hace balance de los últimos años, especialmente desde las elecciones autonómicas de 2012, y se refiere al episodio en el que más cerca estuvo de romperse el pacto con el PSOE: la crisis de la Corrala Utopía.

El tiempo nos dio la razón al 100%”

Es en el epígrafe “IULV-CA, fuerza de movilización y gobierno” donde Izquierda Unida hace una clara reivindicación de cómo gestionó desde la Consejería de Vivienda la concesión de viviendas de protección oficial a las personas que ocupaban ilegalmente un bloque de pisos en Sevilla, la conocida como Corrala Utopía.

“No podemos negar las contradicciones que en ciertos ámbitos sociales provoca nuestra participación en un gobierno junto al PSOE‐A”, explican desde la coalición de izquierda, y añaden que “fue en la denominada Crisis de la Corrala donde estalló esa contradicción de manera más descarnada”.

La decisión de la Consejería de Educación -que controla Izquierda Unida, con Elena Cortés al frente- provocó la reacción fulminante de Susana Díaz, que decidió retirarle a este departamento las competencias sobre adjudicación de viviendas públicas. Tras varias reuniones entre representantes de PSOE e IU, la situación no desembocó en una ruptura del pacto del gobierno.

El análisis de Izquierda Unida Andalucía incide en criticar la postura de los socialistas: “El intento de criminalización de una decisión –dar techo a quien no lo tiene‐ fue revertido de manera fulminante desde la fuerza de la convicción de esta organización política, que resistió la embestida mediática y política –y desleal‐ del socio de gobierno”.

A partir de ahí, Izquierda Unida saca pecho y reivindica ante sus militantes, a los que ha sometido a debate este documento, su postura en ese pulso quemantuvieron los dos socios del gobierno de Andalucía: “Se revirtió –y ganó porque la fortaleza de IULVCA reside en la convicción de sus propuestas y la justeza de sus actuaciones. El tiempo nos dio la razón al 100%: las familias fueron realojadas transitoriamente y quedó demostrado que la actuación de la Consejería de Fomento y Vivienda fue la adecuada políticamente y las más justa socialmente”.

Debilidad del programa en asuntos trascendentes”

En el documento consultado por El Confidencial Autonómico, Izquierda Unida también repasa su trabajo en el Parlamento de Andalucía desde las elecciones de 2012: “Entrar en un Gobierno en un momento organizativo y orgánico de transición nos llevó a tener una estrategia parlamentaria un tanto errática, abordando las cuestiones en el día a día. Un día a día abrumador, constantemente acelerado”.

La propia dirección autonómica de IU admite que la participación en el gobierno de la Junta de Andalucía “también evidencia la debilidad de nuestro programa en asuntos trascendentes”, y que la labor del grupo parlamentario a veces se ve comprometida por cierta falta de planificación, lo que lleva a que algunos diputados carguen con demasiado trabajo y protagonismo.

Finalmente, Izquierda Unida hace un llamamiento a sus propios líderes y militantes para que los andaluces perciban el cambio y lo identifiquen con su partido: “Debemos reivindicar como nuestras todas la políticas que protagonicen el cambio y que hayan sido de nuestra cosecha”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes