Andalucía

Baremos ‘oscuros’, imposibilidad de presentar recursos, defectos de forma. Quejas de opositores y docentes tras la última convocatoria de plazas de maestro en Andalucía

Desde el momento en que se publicó la convocatoria de la Junta de Andalucía de 592 plazas docentes en Infantil y Primaria, el proceso ha estado rodeado de polémica. Las pruebas se celebraron en junio y han llegado a los tribunales por distintas vías, denunciando irregularidades. Incluso el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) admitió un recurso interpuesto por un grupo de opositores.

Tal y como explican diversas fuentes a El Confidencial Autonómico, la oferta de empleo público para maestros en Andalucía en 2013 –cuya convocatoria puede consultarse aquí– ha estado rodeada de dudas que ni siquiera el comienzo de curso ha podido disipar.

Entre los detalles más polémicos para los opositores está el cambio de criterio respecto a algunas cuestiones recogidas en la anterior convocatoria, la de 2011. Hay puntos del baremo que varían de uno a otro llamamiento; en un caso, ciertos requisitos puntúan, y en otro no.

También hay diferencias en el baremo para quienes tienen el Grado en otra carrera o especialidad, algo que no sucede en otras autonomías. ECA ha tenido acceso a uno de los modelos de recurso que se están presentando en Andalucía contra este procedimiento respecto a la baremación.

Otro asunto polémico está en la elaboración de las listas para las bolsas de trabajo. En 2013 sólo ha servido la nota obtenida en los distintos ejercicios de la fase de oposición, y junto a los cambios en la baremación, hay personas que están ‘perdiendo’ varios puntos respecto a 2011. Éste es el borrador de recurso de reposición que se está presentando en estos casos.

Andalucía VS Otras autonomías

Los opositores remarcan que en Andalucía, al contrario que en otras regiones, la única forma de saber la nota final o la baremación ha sido mediante la web y de forma totalmente individual: no han publicado los listados completos, públicos, con las notas y baremación; solamente de los que han obtenido plaza.

En estos enlaces se pueden consultar y comparar las órdenes de convocatoria de Andalucía en 2011 y 2013 –ver enlaces anteriores– con otros ejemplos de Canarias, Castilla–La Mancha, Madrid y Murcia.

Otro detalle llamativo aparece en el punto 8.2.2. de la orden andaluza de este año, que trata los detalles de la publicación provisional y definitiva de méritos.

Indica que ante la resolución final la consejería de Educación -he aquí el ejemplo de lo que sucede en Madrid- “no cabrá recurso alguno, pudiendo el personal interesado interponerlo contra la orden por la que se publiquen las listas del personal seleccionado”.

En otras palabras; no cabe alegar contra los baremos antes de que sean definitivos, algo que va contra la esencia del acto administrativo.

Otros ‘puntos negros’

Entre las quejas que han rodeado esta convocatoria destacan los que tienen que ver con las tasas del derecho a examen: ascendieron a 70,45 euros, de las más caras de España. Además, una veintena de aspirantes se vieron afectados por errores en cinco tribunales, tal y como detectó la consejería de Educación actuando de oficio.

La orden por la que se inició el proceso fue publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía señaló el 23 de junio como fecha de examen. Todo el profesorado interino estuvo obligado a participar.

Se presentaron cerca de 20.000 aspirantes para 592 plazas de infantil y primaria (con más de 6.000 aspirantes por puesto en cada especialidad), así como inglés, educación física, música, pedagogía terapéutica y audición y lenguaje.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable