AN

Tendencias en Gestión del Talento y el cambio de las nuevas formas de trabajo

La implementación masiva del teletrabajo y el cambio de prioridades de los profesionales, cuestiones que fueron acentuadas por la pandemia de covid, han generado una verdadera revolución en las formas de trabajo y en el modo de relacionarse de los trabajadores con sus pares. En este contexto, las organizaciones se encuentran ante un gran riesgo de perder talento no cuidado, aunque también cuentan con una enorme oportunidad de mejorar la gestión de los mismos.

Estas nuevas tendencias en Recursos Humanos han quedado de manifiesto en estudios los estudios realizados por LLYC en colaboración con la Organización Internacional de Directivos de Capital Humano titulados 'La Revolución de las Formas de Trabajo' y 'Tendencias Talento 2022'.

Con más de 4.000 miembros pertenecientes a distintas empresas multinacionales, DCH - Organización Internacional de Directivos de Capital Humano es el mayor ecosistema global de Directores de Recursos Humanos de la Península Ibérica y América Latina, la cual busca el desarrollo del ámbito directivo de capital humano. En este sentido, en conjunto con la consultora LLYC ha realizado dos estudios destinados a analizar las nuevas formas de trabajo, así como los riesgos y oportunidades que estas traen aparejados para las organizaciones.

Claves de interpretación y metodología de análisis

A través del análisis de más de 9 millones de mensajes procedentes de todo el mundo, entre enero de 2018 y febrero de 2022, mediante técnicas de analítica de datos, Inteligencia Artificial (IA), Procesamiento de Lenguaje Natural (NLP) y Análisis de Redes Sociales (SNA), DCH - Organización Internacional de Directivos de Capital Humano, en colaboración con LLYC, han realizado un análisis semántico de la información vinculada con palabras clave como teletrabajo, remoto, virtual y nuevas formas de trabajo, entre otras. A su vez, han conseguido representar a las distintas comunidades mediante redes y los perfiles sociales por medio de nodos, para comprender de qué manera se vinculan.

Además, han logrado determinar el tono emocional de los mensajes y darle la connotación adecuada de acuerdo al contexto de análisis gracias al trabajo de analistas especializados. En lo que respecta a las tendencias en la gestión del talento, los investigadores se han apoyado en diversas fuentes como CEOs de empresas como Microsoft o ZityHub, entre otras, así como artículos e informes publicados por Harvard Business Review y Mckinsey, además de contrastar información sobre las formas de trabajo en compañías como Netflix, Glassdoor, Hubspot o Dropbox.

¿Cuáles son las Tendencias en la Gestión del Talento 2022?

El año 2022 puede ser el de la consolidación y optimización de los modelos de trabajo que tienen como foco una mejor gestión del talento. En este ámbito, pueden vislumbrarse ciertas tendencias que marcan el camino, como una mayor autonomía de los profesionales, con modelos de trabajo que dan relevancia al trabajo en equipo, pero que no exigen una presencia en tiempo real. A su vez, brindar flexibilidad horaria, permitiendo a los trabajadores gestionar sus propios tiempos, combinando la comodidad del hogar y la funcionalidad de la oficina, creando un tercer espacio, lo que aumentará los niveles de productividad y mejorará el compromiso de los mismos.

Por otro lado, la conversación en redes sociales sobre mercado laboral no solo ha crecido exponencialmente en los últimos años, sino que muestra un apoyo mayoritario a la flexibilidad, la mejora en el rendimiento y la descentralización territorial propiciadas por el teletrabajo. Sin embargo, también se advierte sobre problemas de desconexión, exceso y precarización laboral. Las empresas se ajustarán al término 'desconectar para conectar', puesto que esta será la forma más eficiente para mejorar el rendimiento y el compromiso de los trabajadores y de la captación del talento.

Por lo tanto, queda de manifiesto que los trabajadores no solo no pretenden renunciar a aquello conseguido, sino que exigen a las compañías propuestas de valor innovadoras que brinden mayor flexibilidad a las necesidades de las personas. En consecuencia, las compañías se encuentran en un punto de inflexión para evitar la gran fuga y el desencanto del talento, con la posibilidad de reformular su posicionamiento y su cultura organizacional para lograr trabajadores comprometidos y motivados.

La revolución de las nuevas formas de trabajo

Si la pandemia cambió la forma de trabajo, el lugar desde el que se desarrolla y la forma de relacionarse con otros compañeros y equipos, la “gran renuncia” se suma a esta ecuación, en la que las organizaciones tienen grandes oportunidades, pero también se arriesgan a perder talento no cuidado. Porque la revolución de las nuevas formas de trabajo ya ha llegado, tal y como expone este estudio de LLYC, en colaboración con DCH – Organización Internacional de Directivos de Capital Humano, que ha analizado las redes sociales para descubrir, precisamente, que la sociedad ha cambiado.

Algunas claves de este estudio revelan que el 70 % la conversación social está a favor de la flexibilidad de las nuevas formas de trabajo apoyan además la mejora en el rendimiento y la descentralización territorial que conllevan modelos como el del teletrabajo. En cambio, el 30 % restante advierte de problemas desconexión, exceso de trabajo y precarización.

La conversación analizada entre 2018 y 2022, que ha monitorizado 9,3 millones de mensajes en todo el mundo, refleja este cambio: un 70 % contempla con positividad el nuevo paradigma laboral, porque ahora hay mayor flexibilidad horaria, que redunda en un mayor rendimiento de los profesionales y una mejor salud mental, y que ayuda a la descentralización de los territorios. Pero el 30 % la muestra también deja otras alertas, como problemas de desconexión, exceso en las cargas de trabajo e incluso a veces precarización del empleo.

Además, el estudio demuestra que esta es una conversación que interesa cada vez más, y que ha crecido un 385 % en cuatro años. El equipo de Deep Digital Business de LLYC la ha analizado empleando técnicas de analítica de datos, inteligencia artificial (IA), procesamiento de lenguaje natural (NPL) y análisis de redes sociales (SNA), con

keywords como nuevas formas de trabajo, híbrido, flexible, teletrabajo, virtual, remoto, futuro del trabajo, home office, entre otros.

María Obispo, Directora de Talent Engagement de LLYC: “El estudio demuestra que la mayoría de los profesionales no quiere dar un paso atrás en los beneficios conquistados y que cada vez exigimos más de nuestras organizaciones. Por eso, las compañías deberán ser cada vez más innovadoras en su propuesta de valor al empleado y apostar por una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación a nuevos entornos y necesidades de las personas”.

“Los datos de este estudio nos ofrecen una imagen nítida de los retos que, de manera inmediata, deben abordar las empresas con propósito, atentas a la realidad social y los nuevos modelos culturales, modelos que marcarán también los de la propia empresa”, explica Juan Carlos Pérez Espinosa, Presidente Global de DCH – Organización Internacional de Directivos de Capital Humano.

Algunos de los principales hallazgos que destaca el estudio son:

Crecimiento del 385 % de la conversación en cuatro años. Las cuestiones acerca del trabajo, sus formas y condiciones son temas de conversación general, pasando de más de 22.000 personas activas en la charla en el periodo 2018-2019 a más de 74.000 en el periodo 2020-2022.

70 % de la conversación es positiva. Los internautas conversan sobre una nueva era apoyada en la tecnología y que apueste por la flexibilidad horaria, el rendimiento, la salud mental y la descentralización de los territorios.

El 30 % de las conversaciones pone en evidencia los problemas procedentes del nuevo modelo. Los usuarios opinan que los nuevos modelos de trabajo son los causantes de los problemas de desconexión, excesos de trabajo o de la precarización.

Giro en los temas. Las conversaciones reflejan la madurez de las personas y las compañías, abandonando los términos “gobierno”, “proyecto”, “acuerdo”, “nacional” o “jornada”, y abordando temas relacionados con la transformación y el entendimiento de las necesidades con “transformación”, “personas”, “tiempo”, “vida” o “digital”.

Flexibilidad. El asunto que mayor relevancia tendrá en las conversaciones de los próximos meses será la flexibilidad y no el teletrabajo. A la hora de realizar el estudio (abril de 2022) trabajo flexible es la tendencia que muestra una mayor capacidad de crecimiento y la única que sigue creciendo desde el año 2021.

Maternidad y familia, dos temáticas menos evidentes. El cuidado de los hijos, la conciliación y el papel de la mujer en el hogar y en la empresa tienen una mayor fuerza en los debates sobre el modelo de relación entre compañías y profesionales. La maternidad aparece asociada a casi el 3 % a las menciones sobre el teletrabajo; en cambio, la familia en más del 13 % sobre temas relacionados con la jornada laboral.

Transporte. Es otra tendencia que sufre una mayor aceleración (26 %) cuando se habla de flexibilidad horaria. Más de 300 mil menciones, el 11 % de las conversaciones, entre el periodo 2020-2022 tienen que ver con el transporte.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes