AN

El superpoder del e-commerce, RobynGoods, son las flechas solidarias hacia las obras sociales hoy en situación SOS

En dos años, el mundo del comercio electrónico ha crecido exponencialmente, se trata de una tendencia al alza, originada por transformación en las pautas de consumo de los usuarios. Hoy en día, ya casi resulta más cómodo comprar en la red, sin salir de casa, porque es seguro y eficaz. Gracias a la ciberseguridad de las plataformas como RobynGoods, todo es más simple. El particular nombre de esta tienda online hace un guiño al héroe de leyenda, Robin Hood, personaje que se centró en la defensa de las injusticias sobre los más débiles. La solidaridad de sus flechas devolvió la confianza a muchas familias. 

Este es el superpoder de la plataforma de comercio electrónico. RobynGoods implica otra forma de donación directa a las organizaciones, entidades, asociaciones y centros, etc., que hoy se encuentran lanzando un SOS, dada la situación económica. No obstante, se sigue comprando, mientras los precios se mantengan asequibles, existen necesidades básicas. RobynGoods garantiza que se done a través de la compra. El mecanismo es sencillo, casi un juego.

Además, la estructura del proyecto es increíble, resulta de lo más original. No tiene competidores, por lo que sus promotores esperan que sea un revulsivo en el ámbito empresarial y se replique a otros sectores. El núcleo duro del proyecto irradia mucha positividad, además de apostar ilusión y ganas porque el modelo de negocio que han emprendido es un “éxito asegurado”. En RobynGoods nada es aleatorio. 

La presentación en sociedad de la compañía ha generado una acogida sorpresiva. Ahora tienen muchas iniciativas sobre la mesa, porque el proyecto es noble y los que lo conocen se rinden a él. Quienes profundizan en su concepción o filosofía tienen una página web, RobynGoods.org, donde explican su concepción, matizan: son para quitarse el sombrero. 

En poco tiempo, muchas estrellas del mundo del deporte, música, humor y cultura colaboran desinteresadamente con la iniciativa. Una publicidad espontánea, como el juego del boca a boca. Sus mensajes inundan las redes sociales. No hay un guion, pero todos conocen su esencia, ahí está la maravilla. La espontaneidad. RobynGoods parte de la concepción de que el dinero se destine para causas sociales, nada de gastos superfluos. Sobre esto, su CEO apunta a que los medios de comunicación de cabecera deberían difundir noticias de las iniciativas de obra social. “Aunque entiende que el sistema esté estructurado así, no comparte la postura”, recalca.

La estrella de este entramado es la solidaridad, pero con un método muy novedoso. La plataforma arroja frescura, diversión y un cierto diseño que recoge el ambiente de los videojuegos. En la plataforma comercial todo se cuida hasta el mínimo detalle: flechas, arcos, gorrocarrito, cofre solidario… Una plataforma, que reúne elementos de época del viejo Sherwoood. 

Y se explica que, el 75 % del beneficio de la venta de cada uno de los productos se dona directamente a la causa que el usuario elija, sin sobrecoste alguno y con toda su libertad, ya “te engancha” del todo. Comprar en RobynGoods te lleva a una experiencia gratificante y consciente, que genera felicidad. Porque con cualquier cosa que se compre, se ayuda a una asociación que lucha por una enfermedad que padece algún conocido; otra que cuida por el bienestar de los ancianos, como abuelos o padres; otras preservan el medioambiente o el equilibrio del planeta, así como ayudas a refugiados de guerra o protección de animales. No son tiempos buenos, por eso hay que sacar esa pasión por aportar un poco sin esfuerzo, por un mundo más justo y por un sistema comercial más consciente, sostenible. Eso es humanidad. 

Además de la elección de cada uno de los usuarios, las entidades receptoras con fines solidarios pueden enviar a la plataforma su solicitud de entrada, que será evaluada y se incluirá en la base de datos de la plataforma. En estos momentos son más de treinta y cinco las entidades suscritas, como la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) Extremadura; Asociación de Fibromalgia y Fatiga Crónica de Almendralejo; Asociación de Jubilados Policía Nacional de España (AJPNE); Retirados Asociación Guardia Civil de España (RAGCE); ONG Rescate y ONG Remar España, entre otras. A pesar de su corta vida en el mercado, la iniciativa ya ha participado en campañas sanitarias contra el Covid-19, la erupción del volcán de La Palma, la guerra en Ucrania y la solidaridad con el pueblo afganos. Cada proyecto social que toca en su puerta y pregunta: ¿es la casa solidaria en el bosque de RobynGoods?


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?