AN

Superar con agilidad una etapa crítica a través de la metodología de Manager in Motion

En tiempos de crisis, incertidumbre o transformación dentro de una compañía, tomar medidas de forma rápida para evitar que se enquisten los problemas y arrojar resultados positivos con agilidad es fundamental. La primera opción que llega a la mente de un directivo puede ser el pensar en encontrar la solución a una problemática organizativa con un recurso interno.

Sin embargo, esta puede ser una alternativa que resulta en más desorganización si hay que desvestir a un santo para vestir a otro o si no se tienen las habilidades internamente que permitan encontrar una solución eficiente. Es por esta razón que surge la función del interim management, un servicio prestado por un profesional o ejecutivo de alto rendimiento y con una amplia experiencia que, al formar parte de una empresa por un tiempo determinado, ayuda a implementar soluciones pragmáticas para superar todo tipo de obstáculos, siempre con un enfoque objetivo.

Para enfrentarse a cualquier reto o dificultad, Manager in Motion ha desarrollado una metodología especializada en la superación de etapas críticas, que permite el diseño, desarrollo e implementación de cambios estratégicos orientados a la agilidad y mejora del rendimiento del capital humano.

Bases de la metodología MOTION

En Manager in Motion, entienden la necesidad de un enfoque diferente para encontrar soluciones efectivas en momentos de cambio. En este sentido, su objetivo va más allá de la incorporación temporal de un directivo a una organización para la prestación de sus servicios. Además de eso, su equipo se centra en identificar las causas del problema y analizar sus raíces para así poder determinar un plan de acción óptimo.

Para cumplir con cada uno de los objetivos, Manager in Motion ha desarrollado la metodología MOTION que, a través de las diferentes fases del proceso, permite entender el contexto de la problemática, realizar un diagnóstico, implementar un plan de acción, difundir en la empresa la adaptación al proyecto, valorar resultados y, por último, traspasar el proyecto.

La incorporación del Directivo Interino cobra cada vez más importancia

A pesar de que, en España, la figura del Directivo de alquiler no se ha desarrollado tanto como en otros países, en Europa del norte, Reino Unido, Alemania y Holanda entre otros, es un servicio que ha alcanzado gran prestigio y no deja de crecer. Esto se debe principalmente a la necesidad continua de optimizar procesos, en un contexto en que los cambios se producen constantemente y exigen una perspectiva fresca, moderna y que aporte nuevas ideas.

Frente a este escenario, un Directivo Interino es capaz de brindar soluciones ágiles gracias a sus conocimientos, su dilatada experiencia, su compromiso, su capacidad de resiliencia y de superación de obstáculos.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?