AN

Las soluciones de eficiencia energética de A2 Electricidad permiten a las comunidades de vecinos ahorrar hasta un 70 % en las facturas de la luz

Los elevados precios en las facturas de electricidad han activado las alertas en las comunidades de vecinos, las cuales han notado cómo la factura de la luz se hace cada vez más difícil de pagar. Solo en el mes de julio se reportó un alza de 115,27 € en el precio del megavatio hora en el mercado mayorista y para lo que queda del año, se esperan más incrementos de acuerdo a lo pronosticado por la OMIE. Esta situación de incertidumbre, sumada a los conflictos geopolíticos que obstaculizan el suministro de energía, han hecho que las comunidades de vecinos tomen medidas alternativas para garantizar su acceso a la electricidad.

Teniendo en cuenta este contexto, A2 Electricidad diseñó un servicio que ofrece soluciones de eficiencia energética, con el cual es posible mantener el consumo eléctrico de los hogares que componen una comunidad de vecinos sin tener que asumir pagos excesivos en la factura.

Energía solar comunitaria

Este servicio se compone de un conjunto de dispositivos que permiten el abastecimiento de electricidad, utilizando fuentes de energías limpias como los paneles solares fotovoltaicos. Sus dinámicas se enmarcan en una iniciativa global de autoconsumo compartido, donde la energía producida por estas fuentes se utiliza para abastecer las instalaciones comunes de los edificios, así como a las viviendas con los excedentes. Por lo general, se instalan las placas solares en lugares de uso común como las cubiertas de los edificios y se distribuye la energía producida por ellas entre todo el conjunto de propietarios.

Esta modalidad supone un ahorro en la factura de la luz de hasta un 70 % y disminuye la dependencia a los cambios del precio de la tarifa eléctrica, los cuales fluctúan cada hora. Los sistemas de autoconsumo colectivo están diseñados para generar energía durante las horas de sol y suministrarla a los copropietarios en los momentos en que más se necesita del suministro eléctrico. Al hacerlo, la vivienda no utilizará la energía que provee su operador eléctrico durante cierto número de horas, reduciendo el uso de este servicio en los momentos en los que se eleva el precio por kilovatio.

Ventajas monetarias de un sistema de eficiencia energética colectiva

Este tipo de sistemas le ahorra al propietario una serie de costes importantes en su factura y le permite a la comunidad valorizar su patrimonio en conjunto. Como estas instalaciones se amortizan en períodos que van de los 5 a los 8 años, su rentabilidad se aumenta considerablemente, teniendo en cuenta que las placas solares tienen una vida útil cercana a los 35 años.

A esto hay que sumar incentivos autonómicos y municipales, tales como reducción o deducción del IBI, lo que hacen aún más atractivas este tipo de instalaciones.

Por este motivo, A2 Electricidad invita a todas las comunidades de vecinos a que instalen paneles solares de uso colectivo como los que ofrece esta compañía y aprovechen los múltiples beneficios de contar con una solución de eficiencia energética comunitaria como esta.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?