AN

La solución de ventilación de Biocool, la climatización evaporativa

Climatizar una nave industrial es fundamental no solo para aumentar la productividad de los empleados y reducir las mermas, sino también para reducir el índice de accidentes en el ámbito de trabajo y cumplir con la legislación sobre riesgos laborales.

No obstante, muchas empresas buscan hacerlo mediante ventilación industrial, un sistema de bajo coste que no logra reducir la temperatura, sino que se limita a ventilar. Por ello, la firma especializada en productos de control climático Biocool ofrece un innovador y sostenible método de climatización evaporativa que además de enfriar, funciona como solución de ventilación, el cual ofrece múltiples beneficios a través de su sistema de filtrado de aire.

¿Cómo funciona el climatizador evaporativo?

A través de la refrigeración por evaporación, es posible reducir la temperatura y renovar el aire interior, consumiendo menos energía. Además, se combaten distintos problemas como el estrés térmico de los trabajadores y la consecuente baja productividad y altos niveles de accidentalidad laboral. Al mismo tiempo, se evita el conjunto de enfermedades producido por falta de ventilación conocidas como síndrome del edificio enfermo, así como el mal uso del aire acondicionado, ente otras cuestiones.

Un climatizador evaporativo funciona mediante un potente y silencioso ventilador que atrae el aire, el cual pasa por medio de unas almohadillas empapadas de agua y absorbe parte del calor debido a la evaporación natural, dando como resultado una fresca brisa. De esta manera, el aire impulsado tendrá una temperatura de entre 20 y 25 grados centígrados, reduciendo la temperatura en una amplitud de 6 a 20 grados comparado con el exterior.

Por lo tanto, un sistema de climatización evaporativa es más saludable, ecológico y económico que otros métodos de ventilación o climatización, mejorando la calidad del aire y evacuando malos olores, humos y gases al exterior.

¿Qué ventajas aporta la climatización evaporativa?

Los climatizadores evaporativos de Biocool no solo son altamente competitivos en lo que respecta a costes de capital, adquisición, explotación y mantenimiento, sino que ofrecen una gran variedad de ventajas comparativas. Entre ellas, es posible mencionar la capacidad de estos sistemas de mantener un nivel de humedad constante, con 100 % de aire filtrado y temperatura controlada, incluso con el local abierto. A este respecto, cabe mencionar que no funciona con la recirculación del aire, sino que ventila con aire exterior permanentemente.

Por otro lado, consume un 80 % menos de energía que un aire acondicionado, permite la climatización de zonas puntuales y reduce la electricidad estática.

Con más de 6.000 instalaciones realizadas en las que se han emitido 41.470 toneladas menos de dióxido de carbono, la climatización evaporativa de Biocool se ha posicionado a la vanguardia entre las soluciones de ventilación para naves industriales.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?