AN

La rinorrea y las causas que producen el goteo nasal

Para mantener las vías respiratorias húmedas y con un correcto funcionamiento, es necesario que las membranas mucosas se encarguen del proceso de fabricación de moco. Así, se evita que entren en los pulmones partículas dañinas, como polvo o bacterias.

Sin embargo, cuando esta secreción es excesiva, se desencadena un goteo nasal continuado (también conocido como secreción nasal o rinorrea) y se vuelve una incomodidad. El tratamiento de la rinorrea varía según su causa.

¿Cuáles pueden ser las causas de la rinorrea?

Entre los desencadenantes principales se puede encontrar la rinitis: una inflamación o irritación de los tejidos nasales que ocurre como respuesta a los cambios estacionales, a algunos patógenos o a factores ambientales.

La alergia es la causa predominante en niños que sufren de goteo nasal. Afecta al 40 % de los menores anualmente y se origina por reacciones de rechazo del sistema inmunitario ante partículas como el polvo, moho, polen, hierba o pelo animal.

Otras causas comunes incluyen infecciones virales como la gripe o el resfriado, sinusitis, pólipos nasales, obstrucciones generadas por introducción de cuerpos extraños en la vía nasal o tabique desviado.

¿Cómo solucionar el goteo nasal?

A pesar de ser un síntoma molesto e incómodo, el goteo nasal suele desaparecer por sí solo en menos de una semana. En caso de que los síntomas duren más de 10 días, es recomendable acudir a un médico.

Para la rinitis causada por alergia, los especialistas suelen recetar aerosoles nasales con corticoesteroides, antihistamínicos orales y, en casos más graves, se recomienda la prevención con vacunas.

En caso de otro tipo de rinorrea leve, lo más habitual es el uso de descongestionantes nasales (vasoconstrictores). Es importante usar estos productos tal como se describe en el prospecto, normalmente 2-3 veces al día y durante no más de 5 días, ya que el abuso puede producir una enfermedad llamada Rinitis Medicamentosa, cuyo síntoma principal es la congestión nasal.

A nivel natural, cuando se padece un exceso de secreción nasal, es recomendable beber mucha agua, descansar de forma óptima, utilizar humidificadores en el ambiente y usar sprays nasales salinos.

Finalmente, si el goteo nasal está causado por una sinusitis, la solución natural más adecuada es el spray nasal Nasodren®.

Nasodren® drena la mucosidad acumulada en los senos paranasales, causante del goteo nasal, desde la primera aplicación. Es un producto 100 % natural y contiene únicamente extracto de tubérculos frescos de Cyclamen europaeum. Además, la seguridad y efectividad de este spray nasal ha sido evaluada en diversos estudios científicos que se han publicado en revistas médicas de máximo nivel como Rhinology, órgano oficial de la Sociedad Europea de Rinología, y The Laryngoscope, órgano oficial de la Sociedad Americana de Rinología.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?