AN

Restaurante Umami, una apuesta en Bellaterra por la alta gastronomía

La experiencia de comer no solo se limita al alimento en sí, sino que hay otros factores que incumben a que el momento sea perfecto. Los encuentros con amigos o familiares, la mayoría de las veces, van acompañados de una buena cena o comida, por eso la elección de lo que se sirve es fundamental.

Se trata de deleitar el paladar con sabores únicos que transporten el gusto a otra dimensión.

El Grupo Organic Wine Candel tiene esto en cuenta y se atreve con una nueva propuesta de colaboración con el restaurante Umami, un servicio elegante y con una carta llena de sabores excelentes.

La unión de dos grandes

El término umami, en la gastronomía, surgió en Japón para denominar aquello inexplicable. Se entiende por umami la sensación inexplicable que se siente con una explosión y fusión de sabores en el paladar. El concepto más general y cercano que podría definirlo es el sabor. El umami es conocido como el quinto sabor, ya que no se experimenta o limita a los conocidos: dulce, salado, amargo y ácido. Es la reunión armónica entre diferentes sensaciones en el paladar que hacen de la comida algo realmente delicioso. De hecho, se considera que, para poder calificar algún plato como umami, se necesita concentración en el momento de experimentar el sabor.

Al proyecto se suma el reconocido Grupo Organic Wine Candel y Vinova. Candel es un nombre conocido en el país por su calidad, tradición y sabor auténtico. Quesos Candel, por su parte, es una familia de productos de amplia trayectoria que comercializan quesos, vinos orgánicos, conservas y otra clase de productos originales y de calidad, por su elaboración y tradición.

Una alianza prometedora y deliciosa

La reputación de un restaurante depende de diferentes factores como el nombre, la comida, el lugar y el precio. Este último es la reunión de todos, es su valorización y el respeto consolidado.

La colaboración entre el restaurante Umami y los vinos del Grupo Organic Wine Candel es una apuesta gastronómica excelente, por lo que representan el peso de la tradición y sabor junto a lo vanguardista y exquisito.

La combinación de estas dos propuestas apunta alto gracias a la calidad de su oferta; comida gourmet, vinos orgánicos e insumos para la construcción de sabores novedosos que transportan al mundo umami.

Albert Grau, gerente del restaurante y experto en el sector, es la cuarta generación de hosteleros en su familia, destacados por la constancia y la calidad durante generaciones.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?