AN

¿Qué impuestos debe asumir en España una persona jubilada?, según GLC Abogados

Aunque el recibir ingresos por jubilación comporta una serie de beneficios económicos para las personas, en el ámbito tributario, este ingreso no exime de obligaciones relacionadas con el rendimiento del trabajo.

Para el Ministerio de Hacienda, la jubilación en España no tiene por qué mantenerse al margen de los impuestos y por este motivo varias de sus transacciones se encuentran gravadas con obligaciones tributarias. En este artículo, GLC Abogados describe algunos de los impuestos que deben asumir los jubilados, con el objetivo de que mantengan en regla su situación fiscal.

Los impuestos para jubilaciones

El impuesto que más se tiene en cuenta es el IRPF. Las pensiones funcionan igual que los ingresos por nómina, por lo que para Hacienda están sujetas a retenciones. Esta retención se hace efectiva para un ingreso anual que supera un mínimo establecido por esta misma entidad, lo que implica que algunos jubilados no tengan que declarar. Esto no quiere decir que se encuentren exentos de otras cargas tributarias. De hecho, aún no es posible calcular exactamente cuánto pagan las personas que cuentan con una jubilación en España, porque los análisis no suelen contemplar otros impuestos como el IVA.

La Seguridad Social es otro gasto que debe asumir el pensionista, cuyo valor varía de acuerdo a la cuantía de la pensión y las circunstancias particulares del contribuyente. Su retención se realiza mes a mes y debe relacionarse en la declaración de renta como aporte tributario a la nación. El impuesto al patrimonio es otra de las cargas que debe tener en cuenta el jubilado cuando normaliza su situación fiscal. Este impuesto solo aplica para las personas con grandes propiedades y su límite es mucho más alto, abarcando un número más pequeño de contribuyentes.

Aun así, al valor total de la declaración de renta se le pueden aplicar reducciones en el mínimo exento. La normativa estatal estipula una reducción de hasta 300.000 € para la vivienda del contribuyente y un mínimo exento de 700.000 € para contribuyentes residentes y no residentes. El tipo de gravamen varía de acuerdo a las estimaciones de cada comunidad, incluyendo el acceso a bonificaciones en ciertos supuestos. El impuesto municipal también es una obligación para los jubilados y es un deber de su parte incluirlo dentro de su gasto fiscal personal.

Asesoría tributaria de la mano de expertos en el sector

Para que todas las personas que cuentan con una jubilación en España puedan mantener su situación tributaria en regla, GLC Abogados contrató un equipo de abogados expertos en la materia, quienes están dispuestos a asesorar al jubilado en todo lo relacionado con el cálculo, el trámite y el pago de sus obligaciones fiscales. Con este servicio, GLC espera contribuir al saneamiento de las finanzas nacionales y acompañar a sus clientes en todo lo que esté a su alcance para que su situación tributaria se mantenga al día siguiendo la normativa vigente.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?