AN

¿En qué consiste el pienso hipoalergénico para perros?

¿Por qué los perros generan alergias e intolerancias a los alimentos?

Según los profesionales en nutrición canina de Wolves Legacy, las alergias e intolerancias son la problemática actual, y cuando se empiezan a tratar con piensos hipoalergénicos para perros hay mejoras en los inicios, pero después se desciende a un escalón de intolerancia o mayor alergia.

El problema de la alergia surge cuando el organismo del perro identifica a un alimento como una amenaza, y reacciona contra él disparando los anticuerpos llamados Inmunoglobulina E.

De hecho cuando, antes de prescribir un pienso hipoalergénico para perros, le realizan una analítica al perro por alergias, lo que se busca es ese anticuerpo, identificado con las siglas IgE.

Es algo así como que en un videojuego se introducen personajes en un fuerte y luego se contabilizan casquillos de balas, cuantas más balas se hayan disparado, se podrá deducir que los soldaditos de ese fuerte han considerado a los intrusos como enemigos.

El IgE es un anticuerpo que normalmente es usado por el organismo contra parásitos y otros ataques patógenos. Pero el problema de las alergias es que son disparados aun cuando los personajes introducidos en el fuerte eran aliados.

Respecto a las intolerancias, estas se deben a una deficiencia para digerir algún tipo de alimento, pero suelen derivar luego en alergias. Por ejemplo, los perros tienen dificultad para digerir almidones (polisacáridos de cadenas largas). Es por eso que consumen estos nutrientes de las vísceras de las presas, donde ya han sido procesados por las enzimas de esas presas y cortadas las cadenas en pequeñas de azúcares simples. Si en una comida casera, o en un pienso para perros de mala calidad, no están correctamente cortadas esas cadenas de las moléculas de almidón, el perro puede presentar intolerancias.

La deficiencia de la enzima llamada lipasa hará que el perro presente intolerancia a las grasas, o carnes grasas, como la del pollo. Algo que se presenta con bastante frecuencia en estos días. Además el pollo tiene gran cantidad de omega 6, que si no está balanceado con suficiente cantidad de omega 3 en la alimentación del perro, acarreará intolerancias mayores, porque el omega 6 es proinflamatorio, mientras que el omega 3 es antiinflamatorio.

Las intolerancias debilitan el sistema inmune, el cual comenzará a disparar IgE como defensa contra alimentos cada vez más variados, es decir que a medida que el desorden y las carencias aumentan, menor eficiencia del sistema inmune, mayores alergias e intolerancias, generando una cadena que se retroalimenta.

Hay dos caminos para resolver esto. El primero es limitando la alimentación del perro intolerante a los pocos alimentos que no le causen problemas según la analítica. Si se revisa la fórmula de los piensos hipoalergénicos para perros, se verá que tienen muy pocos ingredientes. Esto puede ayudar a resolver los problemas digestivos de inmediato, pero a la larga se generarán carencias nutricionales que terminarán con daños en diversos órganos. Si faltan materiales de construcción en el organismo, habrá huecos que no se rellenan y desgaste en órganos vitales como riñones, corazón, etc.

Otra opción es probando con piensos bien completos, pero equilibrados, y que no tengan químicos sospechosos de disminuir la eficiencia de las enzimas necesarias para la correcta digestión, como por ejemplo la condroitina y la glucosamina, que han demostrado traer problemas digestivos y aun así se siguen incluyendo en muchos piensos como condroprotectores.

Los condroprotectores condroitina y glucosamina han demostrado en diversas investigaciones acarrear problemas de todo tipo, además de no haber justificado una verdadera eficiencia para las articulaciones. Hay que revisar las etiquetas de los piensos para saber si se le están dando condroprotectores al perro.

Los conservantes artificiales tiene la misión de anular los efectos de hongos y bacterias que alteran la calidad de los alimentos. El problema es que también atacarán a las bacterias y hongos beneficiosos, necesarios para el correcto funcionamiento del aparato digestivo. Es decir lo que se conoce como microbiota. Y la microbiota es la que ayuda a reconocer qué es amenaza y qué no lo es, con lo cual una microbiota débil hará que el sistema inmune del perro dispare más reacciones alérgicas contra cada vez más alimentos. Hay que buscar piensos que tengan conservantes naturales como los extractos vegetales que emplea Wolves Legacy.

Entonces, la mayor parte de las intolerancias y alergias aparecen por un sistema inmunológico debilitado, que pierde la capacidad de reconocer lo que realmente es una amenaza de lo que no lo es, y reacciona fuertemente ante alimentos que no deberían significar ningún tipo de problema.

Lo que se puede hacer, sin llegar a privar a las mascotas de nutrientes, es mejorar ese sistema inmunológico.

En primer lugar se debe saber que el sistema inmune necesita una serie de elementos para funcionar de manera eficiente, como por ejemplo el selenio, magnesio, zinc, vitamina D, etc. Una alimentación limitada ya sea porque es casera o porque tiene pocos ingredientes tendrá carencias que debilitarán aún más al sistema inmune, con lo cual el perro tendrá cada vez más intolerancias y alergias.

Wolves Legacy incluye también en su fórmula a la Purple Coneflower, una pequeña flor que crece naturalmente en las praderas de los Estados Unidos. Son consumidas por los bisontes y alces, y luego los lobos las toman de sus vísceras. Esta flor tiene poderosas cualidades inmunoelevadoras.

Además hay que asegurarse que se fortalece la flora bacteriana para que ayude al sistema inmune a reconocer qué es una amenaza de lo que no debería serlo. La flora bacteriana necesita de fibras que actúen como prebióticos, por este motivo si un perro con muchos problemas digestivos se desespera por comer cacas de caballo, vacas, ovejas y cabras cuando pasea por el campo, es porque necesita nutrir su microbiota intestinal.

¿Tiene la comida del perro todos los nutrientes necesarios? Si no es así, estará predestinado a cambiar de un pienso hipoalergénico para perros a otro permanentemente.

El factor del estrés

Reducir el estrés es fundamental también para mejorar el sistema inmunológico. Por eso Wolves Legacy ofrece cursos y talleres certificados gratuitos en su academia, tales como el taller de adicción a los premios, taller de ansiedad por separación y otros.

Los interesados en este tipo de información pueden compartirla con los propietarios de mascotas que también estén atravesando estos problemas.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?