AN

Los programas de estimulación temprana que lleva a cabo E-THERAPYKIDS

La estimulación temprana en niños con un retraso madurativo o prematuro consiste en la aplicación de técnicas y actividades para el desarrollo de sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas.

El centro clínico terapéutico E-THERAPYKIDS está especializado en neurodesarrollo infanto-juvenil y cuenta con un equipo de profesionales en el área. Además, ayuda a los padres para que puedan acompañar a los hijos durante todo el proceso y conseguir mejores resultados.

La importancia de la estimulación temprana en los niños

En los niños o jóvenes que sufren un retraso madurativo, pueden observarse complicaciones en diferentes aspectos como el uso del habla, la motricidad, la socialización y el desarrollo cognitivo. Si bien el término reconoce la existencia de un problema, un diagnóstico definitivo a esa edad podría ser apresurado. Por tanto, cobra relevancia la realización de acciones preventivas que busquen responder a sus necesidades, ya sean temporales o permanentes.

Como primera medida, es fundamental que los padres estén atentos al comportamiento de sus hijos para poder detectar las primeras señales de alarma y que puedan ser atendidos por profesionales capacitados para brindar una adecuada valoración. Con un conjunto de tareas planificadas y coordinadas que integran distintas disciplinas como fisioterapia, logopedia, estimulación, psicomotricidad y psicoterapia, entre otras, se intenta promover la evolución de los pacientes, así como su inclusión y la mejora tanto de su calidad de vida como la de sus familiares.

Características de la estimulación temprana en E-THERAPYKIDS

Las técnicas y actividades de estimulación temprana que se realizan en el centro clínico especializado E-THERAPYKIDS tienen como objetivo el desarrollo psicomotor en niños de hasta cinco años, ya sean bebés prematuros o niños con retrasos en el desarrollo psicomotor o con enfermedades genéticas, degenerativas o neurológicas. También a quienes registran retrasos en el lenguaje oral, deglución atípica y disfagia. En lo que respecta al área de psicología, se trata tanto a personas con retrasos cognitivos, madurativos o generalizados en el desarrollo como a aquellas con problemas emocionales y de conducta.

A través de los distintos tratamientos, los niños podrán comprender, relacionar y adaptarse a nuevas situaciones, utilizar el pensamiento e interactuar con los objetos y el mundo que los rodea, con habilidad para moverse, desplazarse y coordinar la vista y el tacto. En torno al lenguaje, los chicos podrán comunicarse de manera comprensiva, expresiva y gestual con su entorno, lo cual mejorará sus experiencias afectivas y los procesos de socialización.

Por lo tanto, es fundamental el enfoque multidisciplinar para evaluar, tratar y prevenir esta clase de trastornos y así lograr los resultados óptimos para el bienestar de cada paciente y de su grupo familiar.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?