AN

Las parcelas 'virtuales', criptos y NFT se establecen como posibles inversiones en el metaverso

El metaverso es un concepto del mundo virtual 3D en el que se puede interactuar tanto social como económicamente.

Esta idea no es especialmente novedosa, pero, en la actualidad, grandes empresas como Facebook, Google, Nvidia y Microsoft han decidido apostar por este ‘mundo paralelo digital’. Tanto es así que Mark Zuckerberg, propietario de Facebook, persigue representar el inicio de esta nueva etapa centrada en el metaverso, hasta tal punto que ha cambiado el nombre de su empresa por Meta. 

A día de hoy, la sociedad se encuentra ante una idea embrionaria, que requerirá tiempo para convertirse en realidad –virtual-, pero existen serias expectativas sobre la posibilidad de que genere millones de dólares, cree miles de puestos de trabajo y alcance los 1.000 millones de usuarios. Aún no se tienen demasiadas certezas sobre este universo 3D, no obstante, parece evidente que ofrecerá múltiples posibilidades: conocer gente y obtener entretenimiento, en primer lugar; pero, adicionalmente, los usuarios accederán distintas fórmulas para invertir, que pueden ser verdaderamente versátiles: desde una parcela virtual hasta el NFT de una camiseta que viste un avatar.

¿Qué oportunidades de inversión permite el metaverso?

Según los expertos, esta realidad paralela digital permitirá materializar distintas inversiones, destacando, entre ellas, las realizadas en empresas que conformarán el metaverso. Es tan simple como comprar acciones de las organizaciones empresariales tecnológicas que pertenezcan a este universo. Ello implicará que, además de en las compañías físicas clásicas, también se podrán encontrar fondos que ayuden a posicionarse de alguna manera en estas tendencias de blockchain y big data, que serán clave en el funcionamiento de este universo digital. Del mismo modo, se puede comprar un ETF de acciones de metaverso, que permite invertir en algunas de las empresas pioneras en este mundo digital o que sitúan en una posición estratégica para incorporarse al mismo en un futuro.

Los tokens y criptos virtuales son activos digitales vinculados a la realidad virtual. Normalmente, se utilizan como medio para hacer transacciones entre los usuarios y los propios juegos. El mejor ejemplo es el token Metaverse Index (MVI), el cual permite la exposición a diferentes tipos de tokens de proyectos criptográficos, como NFT o tokens no fungibles. 

Adquisición de tierras 'virtuales'

El metaverso, impulsado por blockchain, utilizará NFT. En este sentido, LAND es un NFT que ya existe y que sirve para representar todas las parcelas de tierra digitales. Por lo tanto, tener un NFT LAND es similar a tener la propiedad de un terreno físico, solo que, en este caso, sería virtual. Ya existen tokens para jugar en Decentraland: un mundo virtual impulsado por la blockchain de Ethereum, que permite a los jugadores interactuar y realizar diferentes compras dentro del juego. 

Una transformación digital sin precedentes

Carlos Aránguez, director del bufete Aránguez Abogados y fundador de la Asociación de Usuarios de Criptomonedas, considera que el metaverso –y las oportunidades de inversión que ofrece- posee potencial suficiente como para generar un gran cambio en la economía actual, lo cual podría propiciar una transformación digital sin precedentes en la historia. No obstante, aclara que los negocios virtuales que están surgiendo en torno a esta idea, se encuentran en un momento de desarrollo incipiente y requieren ser adecuadamente regulados, debido a los importantes desafíos que representan. 


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?