AN

Pan de centeno sin sal, elaborado con harina integral y masa madre, en la firma Biopanadería

El centeno es una fuente de carbohidratos y fibra superior a otras especies de trigo. Su consumo a través del pan es beneficioso por varios motivos, ya que, además de poseer un alto valor nutricional, retrasa la absorción de azúcares en los intestinos y da sensación de plenitud.

La marca de panadería, bollería y repostería Biopanadería ofrece un pan de centeno sin sal, elaborado con harina integral y masa madre, con el que es posible aprovechar todas las ventajas que provee la ingesta de este cereal. El pan es de molde, viene sin cortar y está envasado en polipropileno 100 % reciclable.

Las propiedades nutritivas del pan de centeno sin sal de Biopanadería

El pan de molde sin sal es ideal para las dietas y los desayunos, porque tiene un gran poder nutritivo a partir de la fibra y las proteínas, sin aumentar el nivel de grasa corporal. En este sentido, su poder saciante contribuye a satisfacer el hambre y mejorar la silueta. Además de no contener sodio, es bajo en azúcares y en grasas saturadas.

Por otra parte, está elaborado con ingredientes de producción ecológica y elaborado a base de masa madre natural de centeno, cultivada y cuidada en el obrador de Biopanadería por los maestros panaderos de la empresa, que logran un pan sabroso y de textura agradable.

Además, contiene ácido linoleico, que no puede ser creado por el organismo y debe ser adquirido a través de la dieta. Este elemento contribuye a subir las defensas del organismo y a disminuir la presión arterial. También reduce el riesgo de enfermedades del sistema circulatorio y ayuda a controlar tanto el colesterol como los triglicéridos. Adicionalmente, el pan de centeno sin sal posee hidratos de carbono de absorción lenta, lo que permite un aporte prolongado de energía.

¿Cuál es la mejor manera de conservar el pan de centeno sin sal de Biopanadería?

Los productos como el pan de molde pueden conservarse sin abrir el envase en un lugar fresco, seco y sin luz solar durante al menos 21 días, tiempo después del cual es recomendable su consumo. También es posible guardarlo en la nevera con buenos resultados.

Una vez abierto, la concentración de humedad favorece la formación de mohos, por lo que se recomienda guardar el pan en el mismo envase, pero dejándolo transpirar. Siempre que el producto esté en buen estado, se puede consumir. Lo ideal es terminarlo en menos de 5 o 7 días o guardarlo en un congelador, donde puede permanecer hasta 3 meses sin perder ninguna de sus cualidades.

El pan de centeno sin sal de Biopanadería es un producto artesanal, saludable y ecológico de grandes propiedades nutritivas que resulta ideal para desayunos o dietas que tienen por objetivo bajar de peso.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes