AN

La operación de miopía permite dejar de llevar gafas, con ayuda del Departamento de Oftalmología del Instituto Universitario Dexeus

España se posiciona entre los países de Europa con peor salud visual, debido a que, en la última década, trastornos como la miopía se han expandido considerablemente. En la actualidad, 5 de cada 10 españoles usan lentes de contacto o gafas graduadas.

Esta situación ha llevado a muchos pacientes a valorar la alternativa de la operación de miopía, la cual promete una visión perfecta sin el uso de gafas. Debido a la complejidad del procedimiento, este debe ser realizado por manos expertas. Entre los especialistas más preparados en cirugías refractivas destacan los miembros del Departamento de Oftalmología del Instituto Universitario Dexeus, los cuales se encuentran en Barcelona.

Diferentes tipos de operaciones láser disponibles para retirar las gafas

Entre los procedimientos más utilizados en la operación de miopía se encuentra la técnica LASIK, que responde a las siglas en inglés de Queratectomía Intraestromal Asistida con Láser. Esta consiste en la extracción de una capa delgada del tejido corneal a través de un láser ultravioleta llamado excímero. El objetivo es proporcionar una nueva forma a la córnea para que los rayos de luz se enfoquen sobre la retina, eliminando la deficiencia visual.

Por otro lado, la técnica FEMTOLASIK es una de las más recientes y se trata de una evolución de LASIK. Para proporcionar una mayor seguridad y precisión, esta tecnología no utiliza la cuchilla del microqueratomo. La diferencia radica en que se emplea un láser de femtosegundos para elevar la capa superficial de la córnea y así corregir el defecto refractivo.

La recuperación tras la operación de miopía

En las cirugías de técnica LASIK, los pacientes suelen salir del quirófano con los ojos destapados y sin necesidad de utilizar gafas. Durante los primeros momentos posoperatorios, es normal presentar una visión borrosa, la cual irá mejorando con el tiempo, hasta desaparecer después de 6 horas.

Algunas recomendaciones de la recuperación incluyen no frotar los ojos, no leer ni ver la televisión u otros equipos electrónicos durante las primeras 24 horas. Tampoco se permite la práctica de deportes de contacto y natación durante una semana. Asimismo, se recomienda evitar maquillaje, lociones y cremas en los ojos y áreas cercanas, como el párpado, durante un mes.

Las grandes ventajas que ofrece este tipo de intervención la han convertido en una alternativa cada vez más elegida por las personas con miopía. No obstante, para que tanto la operación como la recuperación estén garantizadas, es fundamental acudir a expertos como los del Departamento de Oftalmología del Instituto Universitario Dexeus, los cuales llevan a cabo la intervención en unos pocos minutos.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?