AN

La oncóloga Elisabeth Arrojo investiga un tratamiento revolucionario en el sector

Gracias a los diferentes avances tecnológicos que han tenido lugar en los últimos años, los pacientes oncológicos han podido acceder a nuevas alternativas de tratamiento para contrarrestar el avance de su enfermedad y ampliar su expectativa de vida. Entre estos tratamientos novedosos, uno de los más destacados es la hipertermia electro-modulada, también conocida como oncothermia.

El Instituto Médico de Oncología Avanzada INMOA, en cabeza de su directora, la Dra. Elisabeth Arrojo, explica en qué consiste este revolucionario método que ha investigado durante varios años y ha salvado la vida de cientos de pacientes.

Hipertermia para las células malignas

Este tratamiento se basa en un proceso tradicional de hipertermia que consiste en generar focos de calor exterior para destruir las células malignas que no son capaces de sobrevivir a las altas temperaturas. Su tecnología permite focalizar el aumento de calor específicamente en el interior del tumor, sin recalentar el tejido sano. El campo dieléctrico de energía que produce el dispositivo de oncothermia es absorbido por el líquido extracelular para atacar las células cancerígenas.

Una de las principales características de este tratamiento es que acelera el proceso de apoptosis celular, el cual hace que el sistema inmunitario sea capaz de detectar la anomalía en la célula y la destruya de manera local. Esto permite disminuir los efectos negativos que otros procedimientos de hipertermia por necrosis de células producen, de tal manera que el paciente no se expone a otros riesgos de salud que puedan derivarse de la exposición del cuerpo al calor.

La oncothermia se utiliza en terapias para casos concretos de cáncer, pero es recomendable que se emplee como tratamiento combinado con otros procedimientos oncológicos como quimio, radio y/o inmunoterapia. Según la Dra. Arrojo, "la quimioterapia y la inmunoterapia deben viajar por vasos sanguíneos con bajos niveles de oxígeno para llegar al interior del tumor y la radioterapia necesita de oxígeno para fijar el daño que le hace al ADN de las células malignas”. La hipertermia electro-modulada u oncothermia está hecha para aumentar la distribución de la quimio y/o inmunoterapia, así como para mejorar la oxigenación y eficacia del tratamiento de radioterapia, con el fin de facilitar la acción de estos procedimientos en la destrucción de las células malignas.

Terapia complementaria

Teniendo en cuenta lo anterior, la oncothermia se articula a los tratamientos oncológicos tradicionales, sobre todo porque "una de las cuestiones por las que no funcionan habitualmente las sesiones de quimio o inmunoterapias es porque ni siquiera llegan bien al interior del tumor”, explica la Dra. Arrojo. La oncothermia lo que busca es facilitar el camino de los medicamentos utilizados en la quimio e inmunoterapia, de tal manera que el tumor se elimine de manera efectiva.

Con este tratamiento innovador, la Dra. Arrojo y el equipo del INMOA esperan que cada vez más pacientes superen su enfermedad y eliminen el cáncer de su organismo. Los interesados solo deben acercarse a las instalaciones del Instituto INMOA o consultar la agenda del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Cantabria para programar su sesión de tratamiento.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes