AN

La oficina flexible se consolida como la nueva tendencia de alquiler pospandemia

El modelo de oficina flexible se ha convertido en una alternativa cada vez más buscada, a raíz del cambio que ha tenido la dinámica laboral después de la pandemia del Covid-19. El trabajo remoto y los avances de la tecnología permiten que la productividad ya no esté asociada a la cantidad de horas en el lugar de trabajo, por lo tanto, muchos empresarios han optado por dejar atrás contratos convencionales de larga duración y elegir opciones como las que ofrece la plataforma online Sitandplug con su novedoso sistema de oficinas de alquiler en Madrid y Barcelona.

Acuerdos a corto plazo, sin permanencia

El alquiler flexible no exige permanencia mínima ni cláusulas restrictivas. El modelo resulta ideal para start-ups, empresas en crecimiento o que busquen su expansión. “La movilidad entre oficinas se acelera y el traspaso de un lugar de trabajo a otro se facilita. Para un alquiler tradicional, este proceso puede llegar a tardar entre tres y seis meses. Tratándose de una oficina flexible, en tan solo 24 o 48 horas tendrás un espacio absolutamente equipado, listo para que puedas empezar a trabajar”, explica el fundador de esta plataforma online, Jaume Iglesias.

Otra de las ventajas que ofrece este modelo es el coworking, es decir, cuando un espacio laboral es compartido por varias empresas, por lo general, existe la intención de generar interacciones y alianzas entre compañías. Además, Sitandplug ofrece oficinas totalmente amuebladas y con servicio de limpieza incluido, lo que genera un ahorro a sus clientes en reformas o contratación de personal.

Tres modelos de flexibilidad

Desde oficinas para proyectos de uno a tres meses, hasta espacios exclusivos para reuniones, Sitandplug tiene disponibles más de 1.175 oficinas, despachos y espacios de trabajo compartidos para alquilar en su web. Iglesias destaca los tres tipos de oficina flexible: la Flex office, que incorpora una oficina privada dentro de un espacio de trabajo compartido o coworking, que comparte áreas comunes con otras empresas; la Shared office, mediante la cual se comparte una oficina con otras varias empresas para reducir gastos; y por último, pero no menos importante, la Service office, completamente privada y a medida, gestionada por un tercero y con todos los servicios incluidos.

Al contactar con el equipo de Sitandplug a través de su página web, los usuarios accederán a todo un mundo de posibilidades en alquiler de oficinas y coworkings, sin inversión inicial ni obligaciones a largo plazo. En el formulario de contacto, los clientes deben incluir la ubicación, el número de empleados y el presupuesto mensual del que disponen. Con estos datos, el equipo se encargará de sugerir diferentes espacios y posteriormente organizar una visita a aquellos preseleccionados.

Sitandplug asegura una gestión sincera, trasparente y eficaz, tanto en oficinas flexibles como en alquileres tradicionales, para que la productividad sea el principal objetivo de las empresas, al no tener que preocuparse por detalles logísticos que estarán siempre resueltos por un equipo de profesionales.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?