AN

Las múltiples ventajas de las ventanas correderas verticales, por la empresa Airclos

La empresa reconocida por ser especialista en la fabricación de techos móviles motorizados de grandes prestaciones llamada Airclos, recientemente ha ampliado su gama de productos. Entre lo nuevo se encuentran las ventanas correderas verticales, un sistema de ventanas motorizadas de tipo guillotina fabricadas totalmente en España.

Este nuevo producto es una forma de dar respuesta a la cada vez mayor demanda de soluciones en el mundo del diseño y de la arquitectura moderna. Los beneficios que ofrecen las ventanas correderas verticales son muchos, ya que no solo son sumamente prácticas, sino que privilegian la vista panorámica de las personas.

Una solución sencilla, versátil e ideal para espacios donde la vista panorámica es la prioridad

El sistema de correderas verticales Airclos V150 ofrece una apertura vertical de tipo guillotina, con un diseño minimalista y sin obstáculos visuales. Cuando se abren, estas se mantienen a una óptima altura de seguridad, permitiendo que todos los que se encuentren dentro de ese espacio puedan disfrutar de maravillosas vistas panorámicas sin estorbos. Por la manera en que funcionan, hacen perfectamente las funciones de una barandilla y, una vez cerradas, aseguran un espacio totalmente protegido. Su apertura es muy suave, gracias a poderosos motores, los cuales se pueden activar fácilmente a través de un mando a distancia para mayor comodidad del usuario.

Además de eso, la empresa Airclos ofrece a los clientes la posibilidad de elegir las dimensiones, el tipo de vidrio a utilizar, y hasta el acabado final de las ventanas. Todo con garantía de máxima calidad y seguridad para el usuario.

Ventajas del sistema de correderas verticales Airclos V150

En primer lugar, se trata de ventanas correderas que se pueden fabricar en dimensiones de hasta 4 metros de largo o hasta 4 metros de ancho. Gracias a ello se pueden ofrecer amplias vistas panorámicas sin que se pierda su característica de hermeticidad. Sin importar el peso, su sistema de cadenas dobles de acero reforzado es capaz de elevar los paneles con mucha facilidad y suavidad.

En segundo lugar, este tipo de ventanas correderas son perfectamente ideales para espacios pequeños. Y es que precisamente el hecho de que se deslicen verticalmente sobre un mismo eje, hace que no ocupen demasiado espacio, manteniendo libre el espacio disponible y útil. Por otro lado, es un sistema capaz de conectarse a la domótica del local. De hecho, el sistema Airclos V150 se puede integrar fácilmente con las apps de domótica más avanzadas de la actualidad sin ningún tipo de inconvenientes.

Por último, hay que destacar entre las ventajas de estas ventanas, que vienen con un innovador sistema que permite su apertura tanto hacia la parte inferior como a la parte superior. Además, incluye un perfil de seguridad antiatrapamiento, que evita cualquier accidente o daño a las manos de los usuarios. Esta y más información se puede encontrar en el sitio web de Airclos.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable