AN

Muévete Conmigo y su entrenador personal para evitar las dolencias físicas

El ejercicio físico se posiciona como uno de los tratamientos más beneficiosos para aliviar el dolor en diferentes zonas del cuerpo.

Un buen plan de ejercicio físico puede ayudar a disminuir los dolores, a la vez que mejora la salud física y la calidad de vida de las personas de forma integral. Por tal razón, es recomendable acudir a centros de entrenamiento especializados en el tratamiento del dolor mediante la actividad física, como Muévete Conmigo, donde ofrecen asistencia profesional con un entrenador personal en Valladolid, además de los servicios online.

Reducir el dolor a través de la actividad física

En la actualidad, muchas personas presentan afecciones físicas como el dolor lumbar crónico, en el que se sufren dolencias en la zona lumbar baja o “lumbago” debido a fracturas, enfermedades, espasmos, hernias, etc. Diferentes estudios demuestran que el ejercicio físico puede ayudar a bajar la intensidad de este dolor e incluso eliminarlo y mejorar la movilidad, afirmando que, cuanta más actividad física se practique a la semana, mejores resultados se pueden obtener.

Para ello, hay que elegir el tipo de actividad apropiada para cada persona en función de sus características, además de la intensidad y cantidad de ejercicios específicos. De lo contrario, se corre el riesgo de que, en lugar de disminuir el dolor o eliminarlo, se empeore, con un aumento de la dolencia. En algunos casos, los que sufren dolores crónicos tienden a disminuir su actividad física aumentando su atrofia muscular. En esta situación se debe practicar con más urgencia entrenamiento de fuerza, para evitar el empeoramiento de la calidad de vida.

Las ventajas de contar con un entrenador personal

Con el paso de los años se puede producir atrofia muscular, degeneración de los cartílagos y disminución la densidad ósea. Cuando ocurre esto se pueden producir fuertes dolores articulares y óseos, aumentando el riesgo de fracturas óseas. En los casos más comunes, los que sufren de atrofia experimentan agotamiento al realizar las actividades cotidianas. Por ello, es importante ejercitarse, ya que el ejercicio aumenta, repara y fortalece la fibra muscular, provocando menos cansancio y dolor. Además, el ejercicio somete al esqueleto a una carga biomecánica que ayuda a aumentar la masa ósea (en los jóvenes) y que las células que reabsorben los huesos (osteoclastos) reduzcan su actividad. De esta forma, se ralentiza la osteoporosis en la madurez.

Una de las mejores alternativas para tratar la atrofia y el dolor crónico es realizar entrenamientos con la guía de profesionales del ejercicio, que puedan dirigir cada paso y verificar el progreso. Muévete Conmigo representa una excelente opción, ya que cuenta con un equipo de entrenadores titulados y con amplia experiencia en el sector, dirigidos por el entrenador personal en Valladolid, Nacho Alonso.

Con la ayuda de Muévete Conmigo, las personas que sufren de dolores pueden mejorar su condición mediante el ejercicio físico, a través de entrenamiento personal a cargo de expertos en el área. 


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes