AN

Modernizar la fachada de un local revistiéndola de composite

Cuando se empieza un nuevo negocio, en muchas de las ocasiones no se encuentra un local comercial totalmente adaptado a unas necesidades específicas. De hecho, esto sería lo más extraño. Puede que simplemente haya que hacer arreglos menores, si anteriormente era un negocio similar al que se va a emprender o que se tenga que hacer una reforma total para adaptarlo.

Dentro de ese apartado de reformas profundas, la más importante o al menos una de las más importantes, es la fachada del negocio. Un negocio con una fachada descuidada, vieja o dañada puede transmitir a la clientela potencial una impresión equivocada sobre la marca y hacer que ni siquiera entren a preguntar o consumir el producto.

Una fachada comercial debe transmitir lo mejor del negocio, lo cual se desea que se observe y que los clientes se animen a entrar. Limpieza, orden, atención al detalle, claridad y ese toque que tenga el negocio: clásico, natural, gótico, moderno, etc. En este artículo, se centrará toda la atención a este último aspecto: el moderno.

Muchas personas habrán visto fachadas y no saben de qué están hechas y les gustaría conseguir algo así, pero no saben cómo se llama. Los profesionales lo confirman: son fachadas de composite.

Para informar sobre el tema, se ha contado con los profesionales de imarotulos.com que, con cientos de fachadas de composite en Murcia a sus espaldas, han sido tan amables de aclarar diversas dudas.

¿Qué es el composite de aluminio?

Se trata de un panel compuesto por dos láminas de aluminio que se encuentran unidas por un núcleo compuesto por resinas termoplásticas. Eso hace un "sandwich" de bajo peso y alto poder aislante, fácil de conformar que no requiere apenas mantenimiento. La marca comercial más conocida de composite de aluminio es Alucobond ®, aunque existen otras muchas, como DIbond ®, Etalbond ®, etc.

¿Qué colores existen de composite de aluminio?

Casi todos los colores RAL, y acabados metalizados como plata, dorado, camaleón, etc. Los fabricantes actualizan sus catálogos anualmente con nuevos productos y retiran los obsoletos, con lo que es conveniente consultar los catálogos más nuevos.

¿Cómo se hace una fachada moderna de composite?

Una fachada de composite es como una nueva "piel" para la fachada vieja. Para colocar esta nueva piel, se requieren 3 pasos: rastrelado, panelado y acabado.

Rastrelado: las fachadas tradicionales no suelen estar perfectas, debidos a los métodos constructivos clásicos. Pueden ser de mortero, cemento, plaqueta monocapa, mármol, etc. Pero al haber sido aplicadas a mano, siempre presentan imperfecciones. Para solucionar esto sobre la vieja fachada se colocan unos rastreles de aluminio, que se nivelan y aploman, para formar un plano perfecto. La distancia de la que nos separemos de la fachada actual va de los 3 cm hasta lo que sea necesario. En las ocasiones en que la fachada original esté perfecta o en los que no se pueda salir del plano de fachada anterior, se pueden colocar los paneles de composite en forma de trasdosado directo sobre la fachada antigua, pero no es lo más recomendable.

Panelado: una vez que la fachada está rastrelada, se toman medidas y en fábrica se preparan todas las piezas que van a formar la fachada. Puesto que se hace en un taller con maquinaria controlada por ordenador (CNC), se pueden hacer dibujos y formas complejos. El límite es la imaginación del proyectista.

Acabado: se ensamblan todas las piezas en la fachada y se hacen y cierran los remates, jambas y dinteles de ventanas y puertas, etc. La fachada está terminada.

¿Una fachada de composite es aislante?

Proporciona un cierto aislamiento, ya que el sol no incide directamente sobre la fachada, pero no es un aislante por sí misma. Lo que suele hacerse, ya que este tipo de fachadas ventiladas lo permite, es proyectar poliuretano en el espacio que queda entre la vieja fachada y la nueva fachada de composite.

¿Se pueden poner rótulos en una fachada de composite?

Claro. De hecho, es una superficie perfecta para cualquier tipo de rótulo. Vinilos, letras corpóreas, luminosos. Cualquier cosa se puede poner sobre ella. Incluso se pueden hacer luminosos en la misma fachada, recortando partes de la misma y reemplazandolas por metacrilato y poniendo luz interior. Es bastante habitual y en imarotulos.com ofrecemos servicio llave en mano. Nosotros nos ocupamos de todo para que tú no tengas que preocuparte de nada

¿Qué ventajas tiene el composite de aluminio sobre otras opciones de albañilería tradicional?

Durabilidad: tiene una duración superior a 20 años en perfecto estado.

Mantenimiento: el mantenimiento es nulo, más allá de la limpieza.

Precio: es más económico que la mayoría de las soluciones de albañilería tradicional.

Velocidad: es tres veces más rápido que una obra tradicional.

Y lo más importante, ¿Cuánto vale una fachada de composite?

Pues... depende. Cada fachada es un mundo y tienen sus dificultades, pero para un local pequeño desde 500 € puede tener una fachada moderna de composite. En imarotulos.com estudiamos cada caso de manera personalizada y ofrecemos presupuesto detallado y con precio cerrado para cada proyecto, para que no haya sobresaltos.

En resumen, las personas que esté pensando en actualizar la fachada de su negocio a una más moderna, el composite de aluminio es una de las mejores opciones calidad-precio.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?