AN

Mejorar las relaciones íntimas con Psicoline, mediante la terapia psicológica

Un tema amplio, curioso y con muchos tabúes son las relaciones íntimas. Este es controvertido y subjetivo porque cada persona puede experimentar el placer de distintas maneras y, por diversas vías, tanto es así que hasta existe la sexología, la cual se centra en estudiarlo en profundidad.

En cualquier etapa de una relación de pareja se pueden presentar problemas que afectan a las relaciones íntimas. En algunos de los casos, lo recomendable es acudir a terapia psicológica que permita superar todos los inconvenientes. En ese sentido, la plataforma Psicoline brinda un servicio profesional de psicología online para todos aquellos seres humanos que requieran ayuda.

Información completa sobre esta rama de la psicología

Antes de hablar de la psicología de las relaciones íntimas, es importante recalcar el concepto de la palabra que la compone. En resumen, es el conjunto de actividades y comportamientos relacionados con el placer que comporta esta práctica. Ahora bien, esta psicología es una ciencia que estudia las relaciones, la cual forma parte de la naturaleza de todos los individuos. 

Aunque esta práctica es placentera, algunas personas suelen tener ciertos problemas que no les permiten tener una vida activa y sana, entre los más comunes se encuentran el trastorno del deseo, que es la falta de interés o apatía; la disfunción eréctil, que es la incapacidad que tiene el hombre para mantener el miembro erecto; y el trastorno de la excitación en la mujer, que impide experimentar cambios fisiológicos durante las relaciones como, por ejemplo, la lubricación.

También existen otras dificultades como el vaginismo, que afecta a las mujeres y que no permite que un hombre la penetre dado a una contracción de los músculos que rodean la entrada de las partes íntimas; la eyaculación precoz, que es un trastorno del orgasmo masculino en el que el varón expulsa el semen prematuramente sin que este lo desee; y el trastorno por dolor o la dispareunia, un dolor persistente y recurrente en el área pélvica durante poco después de la penetración. Aunque es común en ambos sexos, predomina más en las mujeres.

¿Qué factores son determinan la satisfacción?

Las fases que configuran el acto son: deseo, excitación, orgasmo y satisfacción sexual. Esta última se podría considerar la última parada, ya que se basa en la frecuencia y la variedad del acto.

Hay ciertos factores que pueden reducir el nivel de satisfacción, entre ellos, aspectos emocionales de las relaciones de pareja y algunas condiciones físicas.

La ansiedad, entre otros problemas psicológicos y emocionales, pueden interferir en la vida íntima de un ser humano. Por suerte, las terapias psicológicas pueden ser el tratamiento más efectivo. 

Los interesados en solicitar una consulta psicológica online pueden consultar la plataforma Psicoline.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?