AN

Mapeo giroscópico de tuberías subterráneas de la mano de Reduct NV

Los sistemas de telecomunicaciones, aguas residuales o gas funcionan con redes de tuberías que se conectan de manera subterránea. Los ingenieros de Reduct NV se ocupan en el desarrollo y fabricación de tecnología giroscópica de mapeo de tuberías subterráneas. A medida que las redes de tuberías se extienden se hace más necesario el conocimiento preciso de su ubicación para reducir riesgos y daños.

En ese sentido, el mapeo giroscópico de tuberías provee información geográfica en 3D de las tuberías y conductos subterráneos, además de la ubicación precisa de la tubería, también brinda datos sobre el radio de curvatura y la ondulación de la tubería.

Una técnica para prevenir daños a tuberías subterráneas

El mapeo giroscópico de tuberías se utiliza en la inspección y construcción de tuberías de servicios públicos. Esta técnica permite proporcionar información geográfica en 3D de las tuberías y conductos subterráneos de los servicios públicos como alcantarillado de aguas residuales, tuberías de gas o cables de telecomunicaciones. El mapeo funciona con una Unidad de Medición de Orientación (OMU) autónoma que pasa a través de una tubería o conducto. Esta unidad dispone de una gama de sensores que capturan su cambio de rumbo, inclinación y aceleración a alta frecuencia.

Los datos este recorrido dan como resultado un perfil XYZ que es vinculado a las coordenadas de punto inicial y final del segmento de tubería. Es así como se crea el perfil 3D as-built del segmento mapeado que se puede cargar inmediatamente en cualquier plataforma GIS. Esta técnica se utiliza para prevenir daños en las tuberías por parte de terceros, ya que mejora la calidad de los datos de los registros de encuestas de servicios públicos.

Reduct NV, una empresa pionera en cartografía subterránea basada en giroscopios

Desde su fundación en 2001, Reduct NV ha reconocido que la calidad de los datos posicionales es una cuestión clave en la gestión de tuberías para todos los servicios públicos subterráneos. Por ese motivo, sus ingenieros desarrollaron una serie de soluciones innovadoras de cartografía basada en giroscopios, útiles en todo tipo de tuberías y conductos subterráneos, independientemente del diámetro, la profundidad y el contenido de la tubería. El mapeo de una tubería debería hacerse justo después de su instalación para obtener un as-built preciso. De este modo, protege la tubería de daños de terceros durante su vida útil restante.

Además, estos datos pueden utilizarse para verificar la calidad de la instalación antes del procedimiento de entrega.

En el caso de las tuberías existentes, el mejor momento para cartografiar es durante las paradas por mantenimiento o reparaciones. Es posible cartografiar una sección de 1.000 m de tubería en menos de una hora, un tiempo bastante breve, considerando el valor de la prevención.

Para conocer más ventajas sobre el mapeo giroscópico de tuberías y toda la información necesaria, se puede consultar la página web de Reduct NV.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?