AN

La Ley de Protección de Datos Personales y el uso de los datos de los usuarios por aplicaciones de mensajería instantánea, por Gohu

En España, las 6 aplicaciones de mensajería más utilizadas agrupan 18 millones de usuarios según Statista. Aunque las más populares son gratuitas, los escándalos más recientes han puesto en evidencia que el poder económico de estos servicios depende de la venta de datos de los usuarios.

Por tal motivo, muchas personas han buscado migrar a otras apps que, además de enmarcarse en la Ley de Protección de Datos Personales de 2018, se comprometan a no hacer uso de la información con fines comerciales. Al respecto, Gohu es una de las plataformas certificadas que se adapta a este perfil de política de privacidad respetuosa.

¿Cómo utilizan los datos personales las apps más importantes?

Algunas de las plataformas de mensajería instantánea más populares en la actualidad utilizan los datos personales de los usuarios de manera descontrolada. Comparten datos de las personas con otras empresas, como el número de teléfono asociado, el nombre de usuario y las listas de contactos. Además de los elementos mencionados, pueden llegar a compartir la marca y el modelo del teléfono, las direcciones de protocolo de internet (IP) y las transacciones financieras.

Otras redes sociales populares, que también tienen servicio de mensajería, representan un riesgo similar de exposición. En ese sentido, algunas de ellas ofrecen grandes porcentajes de información por perfil a otras empresas.

Gohu, la alternativa certificada para una comunicación más confiable

A través de la Ley Orgánica, el sistema español exige que las empresas proporcionen información integral sobre la forma en que se tratan los datos del usuario. Al leer las condiciones de uso de Gohu, queda claro que esta plataforma cumple con la legislación vigente, posicionándose sobre el resto de aplicaciones y redes sociales.

Toda la información enviada a través de la plataforma tiene certificación, es decir, cuenta con validez jurídica. Es por ello que en el registro se pide el DNI de la persona. El objetivo es garantizar la legalidad de la comunicación; y que la entidad emisora (banco, proveedores de servicios, administraciones, etc.) compruebe que está enviando la información a la persona correcta.

Después del registro, el usuario no recibirá correos spam de emisores que no conoce, ya que puede hacer bloqueo de las entidades que no le sean de utilidad. Además, la plataforma funciona como un burofax digital gracias a que permite la firma digital de documentos. Este mecanismo se realiza cumpliendo la normativa europea eIDAS para garantizar la seguridad de los acuerdos. 

Cada vez son más las personas que revisan el uso de datos personales. La protección de estos determinará el comportamiento de los futuros usuarios ante las plataformas elegidas. 


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes