AN

Lenda explica cómo evitar un golpe de calor en perros

Las altas temperaturas del verano pueden causar problemas a las personas, pero también a las mascotas que sufren las consecuencias del calor. Un golpe de calor en perros o en cualquier otra mascota supone graves peligros si no se toman las medidas necesarias. 

Como empresa consciente de los problemas ambientales que aquejan al planeta, la empresa Lenda aporta una serie de consejos y recomendaciones para evitar que los golpes de calor afecten a los perros. Además, ofrece alimentos para perros de excelente calidad, lo que complementa el cuidado para su buen estado de salud. 

La detección de un golpe de calor en perros

Durante una ola de calor, los perros pueden presentar síntomas de los cuales hay que estar muy atento y tomar medidas de inmediato para ayudarles a soportar las altas temperaturas. Los jadeos o la respiración acelerada, el babeo excesivo alrededor de la boca, el aumento del pulso cardíaco, la piel roja y caliente y los vómitos son indicios de que el perro está sufriendo las consecuencias de un golpe de calor

Además, los perros mayores, con sobrepeso u otras enfermedades, tienen mayores riesgos de tener complicaciones de salud durante un verano con temperaturas extremadamente altas. También hay que tener especial cuidado con los perros que tienen poco pelo, pelo corto o sin pelo, como los chihuahuas sin pelo o el perro crestado chino, pues los rayos solares impactan directamente en su piel y puede producir quemaduras. 

A las razas como el bulldog francés, el carlino o el bóxer, se les dificulta la respiración por su característica braquicéfala, lo que constituye un factor de riesgo ante el golpe de calor. Las hembras lactantes o gestantes también merecen especial atención. 

Consejos para evitar un golpe de calor en perros

La principal medida para que los perros y gatos no sufran las consecuencias de las altas temperaturas es la prevención. Un punto muy importante es mantener al animal hidratado y conservar fría el agua que toma, lo cual le ayuda a bajar la temperatura corporal.

En ningún momento se recomienda dejarlo en patios o terrazas. Su cama y sitio para descansar debe ser un lugar fresco, con sombra y que siempre tenga acceso a su fuente de agua. La comida del animal también es un factor importante a considerar durante una ola de calor. Una excelente forma de ayudar a un perro o gato a sobrellevar el calor es a través de la alimentación húmeda. En este caso, es recomendable el uso de recetas como las de Lenda Foodie que, preparadas con ingredientes naturales, no solo aportan los nutrientes que necesitan o refrescan a los perros y gatos, sino que además les mantienen hidratados.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes