AN

Un joven oculta tener VIH y contagia a otros dos al tener relaciones sexuales sin protección con ellos, un caso de Aránguez Abogados

Siendo plenamente consciente de su infección por el VIH, un joven la ocultó y mantuvo relaciones sexuales con jóvenes de entre 24 y 30 años sin ningún tipo de protección, por lo que estos han sido contagiados.

Uno de estos jóvenes, el pasado mes de enero, ante la necesidad de llevar su caso ante la Justicia, acudió al despacho Aránguez Abogados. El bufete asumió su caso como Pro Bono y ejerce así la acusación particular de uno de los jóvenes afectados. El acusado ha seguido este mismo modus operandi al menos con otras dos personas, entre ellas, una expareja suya.

La denuncia se ha presentado en un juzgado de instrucción de Andalucía y ya ha sido admitida a trámite por el juez. Se acusa al denunciado de haber cometido un presunto delito de lesiones, tipificado en el artículo 149.1 del Código Penal, cuya pena es de 6 a 12 años de prisión.

El presunto contagiador ocultó deliberadamente que padecía VIH. Su principal excusa era que estaba completamente sano, porque un familiar suyo padece cáncer de leucemia y él, al ser donante de médula, se realizaba pruebas cada dos o seis meses y estas, según él, resultaban siempre correctas.

Engañó de esta forma a la otra joven víctima, con el único ánimo de mantener relaciones sexuales, sin protección. Aunque eso supusiera contagiarle a otra persona un virus que a día de hoy es incurable.

El denunciante, tras ir cogiendo confianza con el acusado, terminó manteniendo relaciones íntimas con él. Al cabo del tiempo comenzó a sentir malestar y decidió acudir al médico, este le dio la mala noticia de que había contraído VIH. Llamó inmediatamente al acusado, ya que era la única persona con la que había mantenido este tipo de relaciones en todo ese tiempo. Este reaccionó con excesiva naturalidad, cosa que generó sorpresa y desconfianza en la víctima, puesto que él si estaba muy asustado. El denunciado negó tener esta enfermedad y aseguró que lo demostraría con su análisis, pero nunca llegó a mostrárselo a su entonces amigo. 

Ante la incertidumbre y desconfianza, la víctima terminó contactando con la última expareja del presunto contagiador, la cual le confirmó que este era plenamente consciente de su enfermedad y que también se lo ocultó deliberadamente y terminó contagiándole.

Con el fin de esclarecer la presunta comisión de los delitos denunciados, desde Aránguez Abogados se ha propuesto la declaración en calidad de investigado del presunto contagiador, entre otras medidas; que se incorporen al caso sus antecedentes penales; que se reciba declaración en calidad de perjudicado de la víctima y que se aporte el historial médico del acusado. Además, también se ha solicitado la declaración de su expareja, que también fue víctima suya.

Con este caso Pro Bono, el despacho busca asentar jurisprudencia sobre si un juez puede exigir a alguien que advierta a sus parejas sexuales que padece una enfermedad contagiosa antes de mantener relaciones con ellas.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?