AN

El jamón ibérico de Enrique Tomás, un imprescindible en las celebraciones

Un buen motivo para tener invitados y preparar comidas deliciosas son las celebraciones.

En España, el jamón ibérico es uno de los principales protagonistas de la mesa para cualquier tipo de celebración o evento social. En este sentido, los expertos de la empresa Enrique Tomás ofrecen, a través de su página web, un sitio ideal para comprar jamón ibérico de una excelente selección en diferentes presentaciones y formatos, para que el cliente pueda escoger la opción que se adapte mejor al estilo de la celebración. 

Un imprescindible en las celebraciones españolas: el jamón ibérico

En España, el jamón ibérico es una huella de identidad. Este tipo de jamón no se consigue en ningún otro país del mundo porque solo se puede elaborar a partir del cerdo ibérico, una raza que se cría exclusivamente en la península. Esta particularidad ha hecho que se vuelva una de las mejores alternativas para cualquier ocasión especial y que se convierta en uno de los protagonistas de las mesas en festividades como Navidad, Año Nuevo, aniversarios, bodas, comidas familiares o reencuentros con amigos, en cualquier día y época del año.

El jamón es el aperitivo clásico principal y es, sin duda, uno de los favoritos de los invitados. Incluso el corte de jamón hace que la celebración adquiera más prestancia y elegancia. En las celebraciones familiares o reuniones de amigos, el jamón ibérico ocupa un lugar privilegiado, convirtiéndose en uno de los alimentos gourmet más solicitados por los asistentes.

La forma ideal de servir el jamón en una celebración

El corte del jamón juega un papel muy importante en el emplatado, y es que muchos expertos aseguran que una buena loncha de jamón debe tener un espesor muy fino y lucir casi transparente, veteada de grasa y con un aspecto brillante. La finura de un buen corte permite disfrutar los diferentes matices de sabor que brinda el jamón, la medida justa para el paladar.

La forma tradicional de presentar el jamón es distribuir las lonchas sobre un plato llano, preferiblemente de color blanco uniforme. En caso de usar un plato redondo, las lonchas deben ser colocadas de forma radial, de manera que queden lo menos superpuestas posible unas con otras. Pero si se opta por un plato rectangular, las lonchas se pueden colocar paralelas a la dirección de su diagonal.

En celebraciones donde la ambientación es rústica o que rememoren un ambiente campestre, el jamón se puede servir en una tabla de madera. Normalmente, se sirve enrollando las lonchas y formando pequeños cilindros no compactos, pero también se pueden colocar una al lado de otra, para que asemejen ondas u olas.

Los expertos jamoneros de Enrique Tomás brindan una completa asesoría a los clientes que visitan su web con relación a los detalles de la gastronomía española del jamón ibérico, para que la comida de cada celebración sea inolvidable.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable