AN

El ionizador de agua alcalina ionizada e hidrogenada de Néctar Namasté

Beber agua es esencial para la vida, por eso su calidad afecta de manera directa la salud de las personas que la consumen.

Diversos estudios científicos y pruebas de calidad han determinado que tanto el agua embotellada como aquella proveniente del grifo pueden contener bacterias, partículas y metales, cloro, microplásticos, además de una acidez alta. Estos elementos resultan dañinos para el cuerpo a largo plazo. Por esta razón, tratar el agua con aparatos como los ionizadores es una idea que cada vez atrae a más personas.

Empresas como Néctar Namasté ofrecen un sistema que aporta agua ionizada, convirtiéndola en un líquido saludable, alcalino y con propiedades antioxidantes.

¿Qué es la ionización del agua y qué beneficios tiene para la salud?

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay al menos 2.000 millones de personas que utilizan una fuente de agua contaminada para el consumo humano. Esto requiere un tratamiento para evitar que los patógenos dañen el organismo.

Los ionizadores de agua son aparatos que se encargan de tratar y limpiar el agua. Funcionan elevando el pH del agua, convirtiéndola de ácida a alcalina por medio de un proceso llamado electrólisis. El agua alcalina puede reducir la inflamación y el dolor en ciertas áreas del cuerpo. Además, los sistemas de filtros eliminan las bacterias y otros patógenos.

La ionización tiene múltiples beneficios, entre ellos, destaca la mejora en la composición del agua, ya que conserva mayor cantidad de nutrientes y minerales. Además, el proceso es capaz de mejorar el sabor y equilibrar el pH del cuerpo.

Por otra parte, el agua ionizada se convierte en un antioxidante natural, ayudando a la oxigenación del cuerpo y favoreciendo al sistema inmune. De esta forma, previene el envejecimiento prematuro, mantiene la piel con elasticidad y bien hidratada, mejora la presión arterial, elimina toxinas, reduce la fatiga y da más energía.

¿Cómo es el ionizador Néctar Namasté?

El ionizador de agua alcalina de Néctar Namasté se encarga de mejorar la calidad del agua, liberándola de cloro, metales pesados y bacterias. Esto lo logra por medio de un sistema de gama amplia en pH y ORP, que cuenta con placas de malla de titanio recubiertas en platino, sistemas de limpieza automático y con filtración interna doble.

El dispositivo también ofrece una función para convertir el agua en ácida, lo cual puede ser beneficioso como antiséptico para la limpieza del hogar, en la jardinería para alargar la vida de plantas y flores o como tratamiento para ampollas, quemaduras leves y sarpullidos.

Los estudios científicos del agua ionizada cuentan con más de 40 años, demostrando sus ventajas. Por esta razón, la empresa se ha dedicado a satisfacer las necesidades de los clientes en España y Latinoamérica.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?