AN

Gráficas Feli afirma que los catálogos y presentaciones de empresa siguen siendo clave en plena era digital

Algo que ayuda a que una marca destaque entre su competencia son los catálogos y presentaciones de empresa. Para las marcas de todos los sectores que puedan existir en el mercado, estas son herramientas de venta. Su correcta utilización junto a una buena estrategia comercial es lo que garantiza la llegada de un mayor número de clientes.

Entendiendo a los catálogos como herramienta de venta, el área comercial de las empresas tiene que hacer valer su cualidad como punto de encuentro entre clientes y marcas. Por eso su construcción es importante y debe dejarse en manos profesionales. La mejor solución es acudir a nombres de trayectoria para encargar esta labor, como lo es Gráficas Feli.

Mostrar todo lo que interese vender

Los catálogos y presentaciones de empresa más rentables son aquellos que muestran exactamente qué desea vender la empresa. No debe parecer una lista de todo el inventario de la marca, sino una llamada para que el cliente pueda conocer promociones con productos o servicios destacados.

Estas piezas gráficas deben estar en armonía con la identidad de la empresa para que transmita la personalidad y los valores de la misma. Así el cliente la podrá asociar de inmediato con la marca. Para destacar, las imágenes y fotos seleccionadas tienen que ser de alta resolución y estar impresas en un gramaje y tipo de papel de calidad. Mientras más atractivo y refinado se vea el catálogo, mayor efecto tendrá.

La importancia del catálogo impreso en la era digital

Se dice que el papel está muriendo frente a la era digital. Con esta premisa se suele pensar que el mejor catálogo para públicos modernos es el que se puede compartir por ordenador. Sin embargo, los verdaderos tratos se siguen firmando en papel.

Lo más acertado es contar con un catálogo impreso y otro digital. Estos deben compartir características de diseño. Si bien cada uno tiene ventajas diferenciales sobre el otro, ambos tienen la misión de incrementar las ventas.

Un catálogo digital permite ahorrar tiempo en distribución y generar mayor interacción con los clientes a través de todo tipo de recursos en línea. Además de tener la opción de ser actualizada de forma más rápida y oportuna. Sin embargo, un catálogo impreso tiene el poder de impactar en el cliente. Favorece una segmentación más específica, pues al ser el empresario quien los ofrezca de manera directa tendrá el control de decidir a quién llega y cómo distribuirlo. Por lo tanto, las probabilidades de generar una respuesta favorable en el cliente potencial son muy elevadas.

Expertos en marketing coinciden en que el catálogo y las presentaciones de empresa son las herramientas más eficaces del equipo comercial. A esto apunta el trabajo de Gráficas Feli con sus impresiones de calidad, que refuerzan la identidad de sus empresas clientes. 


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?