AN

Gómez Maestre Advocats ofrece asesoramiento para reclamar indemnizaciones a causa de un accidente provocado por terceros

Los accidentes de tráfico son experiencias traumáticas que dejan secuelas en distintos ámbitos. Sus consecuencias tienen repercusión en la salud física y mental de las víctimas, pero los efectos negativos también se ven reflejados a nivel económico.

Cuando se trata de accidentes de tráfico provocados por terceros, lo que procede es iniciar un proceso judicial con el objetivo de reclamar justicia. En la mayoría de los casos, la sentencia que se impone al sujeto se concreta con decisiones judiciales que impliquen, para el culpable, una pena como, por ejemplo, el pago de una indemnización. 

Asesoramiento judicial y extrajudicial para reclamar indemnizaciones

Desde el año 2012, Aniol Geli dirige el despacho Gómez Maestre Advocats donde además, ejerce como abogado. Se trata de uno de los bufetes más destacados y con mayor trayectoria de Cataluña. La firma está presente en el mundo jurídico desde 1977 y, desde entonces, se ha especializado en derecho de familia, derecho sucesorio y reclamo de herencias e indemnizaciones.

En el área de reclamos de indemnizaciones por accidentes de tráfico, esta firma jurídica se ha centrado en casos complejos. Es decir, aquellos que han implicado lesionados graves o incluso fallecidos. Acerca la materia, Geli destaca la importancia de contar con un buen asesoramiento jurídico para acompañar el reclamo, incluso cuando las evidencias permitan visualizar un caso sólido en teoría.

Independientemente de la gravedad del asunto e incluso de la evidencia que culpabiliza al causante, resulta fundamental contar con pruebas que lo constaten. Cuantas más mejor, pues de ellas dependerá la efectividad de su defensa.

En la mayoría de los casos, detrás del responsable del suceso, hay una empresa aseguradora que debe responder. Asimismo, esta compañía siempre buscará pagar el mínimo posible.

Un servicio moderno y transparente

La filosofía de Gómez Maestre Advocats es clara; ofrecer el servicio que sus trabajadores desearían para sus familias. Un trabajo de acompañamiento que comienza con una primera consulta gratuita, en la cual no se genera compromiso alguno con el bufete.

Una vez se solicita el servicio, el despacho envía al cliente una propuesta de honorarios que no se modificará. Estos honorarios se pagarán solamente si se gana el proceso y cuando la indemnización se haga efectiva.

Para garantizar el resultado positivo cada caso se atiende de manera pormenorizada y personalizada. Esto, por consiguiente, implica un acompañamiento en el cual el asesorado se siente apoyado. El despacho siempre se mantiene en contacto con las víctimas, informándoles sobre el avance del proceso. Geli aclara que los casos suelen tener plazos diferentes, los cuales dependen de su complejidad y la carga de trabajo del tribunal.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?