AN

GLC Abogados explica de qué manera conseguir la residencia no lucrativa o la residencia por inversión como jubilado en España

España es uno de los destinos más atractivos para extranjeros que buscan disfrutar de su jubilación, debido a que cuenta con varios servicios que garantizan la buena calidad de vida de las personas.

Para los ciudadanos extranjeros que buscan disfrutar de su jubilación en España, existen dos opciones para acceder a este documento: la residencia no lucrativa y la residencia por inversión. En el despacho GLC Abogados, el servicio para la obtención de visas de residencia brinda asesoría integral en todos los trámites para garantizar resultados exitosos.   

¿En qué consiste la residencia no lucrativa y qué requisitos existen para tramitar su obtención?

Este visado es válido para toda la zona Schengen, donde se incluyen 27 países europeos y no requiere de una inversión mínima, por lo cual se considera como una de las formas más fáciles de adquirir la residencia. Sin embargo, el solicitante debe contar con fondos suficientes que lo autoricen a residir en el país, sin necesitar una actividad económica.

La duración del permiso es de 1 año desde que se entra en territorio español, con la opción de renovar el permiso de forma sucesiva, con una duración de 2 años más. Después de la tercera renovación, la persona puede solicitar una residencia más larga que alcanza los 5 años, tiempo suficiente para acceder a la nacionalidad española.

La residencia no lucrativa es una buena opción para las personas jubiladas que quieran residir en España y puedan costear su permanencia. Para lograrlo, deben demostrar que disponen del 400 % del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), anualmente, en su cuenta bancaria.

La residencia por inversión se puede solicitar si la persona cumple con algunas condiciones económicas

En cuanto a las solicitudes de residencia por inversión, las personas deben cumplir con 1 de los 4 requisitos disponibles para acceder a este visado.

El primero corresponde a una inversión en deuda pública por un valor igual o mayor a los 2.000.000 €. En segundo lugar, pueden invertir en depósitos bancarios en entidades españolas o acciones de empresas nacionales por una cantidad igual o mayor a 1.000.000 €.

La tercera forma de acceder a la visa de residencia por inversión es la compra de bienes inmuebles en España, con una inversión mínima de 500.000 €, siendo esta la alternativa más utilizada.

En cuarto lugar, está la realización de proyectos empresariales de interés general en territorio español. Para ello, la inversión debe crear puestos de trabajo, generar un impacto socioeconómico o aportar en el campo científico y/o tecnológico.

El servicio de GLC Abogados cuenta con profesionales especializados en la obtención de visas de residencia, por lo cual es una excelente opción para personas extranjeras con intención de jubilarse en España. Para acceder a información detallada, los clientes pueden comunicarse con el despacho vía telefónica o mediante la página web. 


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable