AN

Garrapatas, todo lo que se debe saber sobre ellas, de la mano de la Asociación Española de Perros de Apoyo

Las garrapatas son parásitos externos muy frecuentes en los animales domésticos, particularmente en los perros. Se alimentan de la sangre del espécimen que les sirve de hospedaje y transmiten una serie de enfermedades a ellos y a los humanos. El picor que generan produce infecciones serias en la piel.

En la Asociación Española de Perros de Apoyo (AEPA) han estudiado la incidencia de esos parásitos en los perros y advierten que hay que tomar conciencia sobre el tema y conocer los factores de riesgo que pueden influir en su aparición. Recomiendan estar alerta ante los síntomas de su presencia.

Cómo prevenir o eliminar las garrapatas

La AEPA es una organización de entrenamiento canino que se especializa en la formación de Intervenciones Asistidas por Perros (IAP) y en adiestramiento para canes. Ayudan a las mascotas a convertirse en perros que ayudan a los seres humanos a enfrentar sus retos diarios. Explican que los adiestran para casos donde las personas tienen algún tipo de limitación.

Esa visión de ver a los perros como seres que proporcionan apoyo físico y emocional les ha llevado a promover el interés sobre su salud. Es allí donde el tema de las garrapatas toma protagonismo.

La primera medida de prevención es el aseo y revisión regular del animal. El lavado con champú es esencial para prevenir su aparición, así como la revisión cotidiana en puntos como las orejas, el cuello, la ingle y la zona perineal resulta muy conveniente.

También hay que estar muy pendiente si el perro se rasca de manera frenética, no solo con las patas sino también con sus dientes. Si eso ocurre, hay que proceder a revisar minuciosamente todo el cuerpo para detectar la presencia de estos parásitos. Si se halla alguno, lo más recomendable es retirarlo con una pinza y proceder luego a desinfectar la herida que deja.

Temporadas de alerta

Los expertos de la AEPA advierten que los meses de primavera son especialmente propensos a la propagación de las garrapatas. Esto se debe a que en las épocas de calor es cuando estos parásitos se adhieren a cualquier animal que encuentran para reproducirse. El entorno también juega un papel importante, una casa con jardín tendrá más riesgo que un piso. Dependiendo de su especie, las garrapatas pueden transmitir varias enfermedades a los perros como la hepatozoonosis, la ehrlichiosis monocítica y la babesiosis.

Un hábito importante para evitar complicaciones con garrapatas es la desparasitación externa. Consiste en el baño regular con productos repelentes a estas plagas, la dosificación de pastillas o el uso de la pipeta o el collar antipulgas. En el mercado existen también espráis y comprimidos que se mezclan con sus comidas. La desparasitación es muy importante porque ayuda a mantener sano al perro y mejora sus defensas ante las garrapatas y otros parásitos como las pulgas.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?