AN

Family Plus, de Filtros Frigoríficos Americanos, se convierte en uno de los sistemas de ósmosis más novedosos del mercado

En España, se estima que un 97% del agua que llega a los hogares es apta para el consumo, es decir, que ingerirla directamente del grifo no supone un riesgo para la salud. A pesar del óptimo tratamiento que se le da a este líquido antes de ser enviado a las ciudades de todo el país, persiste la posibilidad de ser contaminado en su paso a través de las tuberías, que no siempre están en condiciones óptimas y provocan que el agua arrastre consigo sedimentos sólidos o metales pesados.

Otro peligro existente cuando el agua llega directamente de las tuberías es el exceso de cloro debido al proceso de potabilización. Además del desagradable sabor, en grandes cantidades, este elemento puede provocar la presencia de trihalometanos, un compuesto químico que aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades cancerígenas.

Con el objetivo de ofrecer a las familias españolas agua filtrada de calidad para el consumo humano, Filtros Frigoríficos Americanos desarrolló un nuevo sistema compacto de ósmosis inversa, denominado Family Plus, un equipo fácil de instalar, ya que es más pequeño que los tradicionales y silencioso en comparación con otros sistemas de ósmosis. Asimismo, los filtros que usa son fácilmente intercambiables.

¿Por qué es mejor una ósmosis sin depósito que con depósito para el agua filtrada?

Con la instalación de un sistema de ósmosis de flujo directo, no se necesita un tanque de acumulación, y por lo tanto, es posible evitar la contaminación que habitualmente se produce en un depósito de agua. De esta manera, su principal ventaja es que no almacena agua y se obtiene de forma continua. El sistema de ósmosis inversa de flujo directo Family Plus es uno de los más pequeños del mercado, por lo que puede ser instalado fácilmente debajo del fregadero sin ocupar demasiado espacio.

Debido a que los filtros de agua de ósmosis inversa producen agua altamente purificada, los alimentos cocinados con esta agua tienen mejor sabor. Las bacterias que causan enfermedades estomacales como diarrea o náuseas disminuyen al consumir agua filtrada con ósmosis de flujo directo.

Sistemas de ósmosis inversa de flujo directo, fácil mantenimiento y limpieza

Las membranas de ósmosis inversa requieren limpieza de una a cuatro veces al año, dependiendo de la calidad y cantidad del agua que se requiera purificar. Como regla general, si se presenta una caída en la presión o el paso de sales aumenta en un 15%, es el momento de limpiar las membranas. El novedoso sistema Family Plus Direct no requiere de estas limpiezas, gracias a su sistema patentado, AUTOCLEAN, con el que el sistema se autolimpia sin que haya que intervenir.

En el caso de la ósmosis por flujo directo Family Plus, el juego de todos los filtros tiene un coste de 100 euros. Sin embargo, es lo que se requiere aproximadamente en el transcurso de un año, según la cantidad de personas que habiten en el hogar. Por lo tanto, es una inversión rentable si se tiene en consideración el gasto que implica consumir agua embotellada.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?