AN

Façanes Maresme S.L. explica los beneficios de rehabilitar una fachada

Mantener una fachada limpia y en buen estado es la puerta de entrada a muchos beneficios para el dueño de la propiedad. Bien sea un local comercial, una oficina o una vivienda, esta es siempre la primera impresión que tendrán los visitantes. Por eso, las empresas de rehabilitación de fachadas en Barcelona tienen mucha demanda.

Con el paso de los años, los dueños han admitido la importancia crucial que tiene la cara principal de los inmuebles. En el mercado inmobiliario es lo primero que ven los compradores y para las oficinas es la cara de la empresa que ven los clientes.

Problemas antes de la rehabilitación

La empresa Façanes Maresme S.L. es una compañía que acumula 25 años de experiencia en la rehabilitación y aislamiento de fachadas en Barcelona y Girona. Utilizan la tecnología de aislamiento Sate, aislante Diathonite ,Manti Ceramic, fachada ventilada, y hacen todos los trabajos con su propio personal, por lo que garantizan los resultados en calidad y precios.

Como expertos en el área, señalan que las fachadas son partes importantes de cualquier edificio o casa. Sin embargo, así como son los más visibles también son los más expuestos. Los problemas más comunes que se encuentran en las fachadas son la humedad, las filtraciones, la suciedad y ennegrecimiento, fisuras, grietas, desprendimientos y desconches.

En propiedades que no han recibido el mantenimiento periódico adecuado, las fachadas se convierten en espacios para el crecimiento de microorganismos y hasta plantas. El agua de las lluvias y el sol causan también grandes problemas a la estética, sobre todo si la fachada tiene elementos como madera.

Beneficios de una rehabilitación

Los especialistas de la compañía Façanes Maresme S.L. afirman que a todos los problemas de las fachadas se une el de la actualización de materiales. La necesidad de espacios energéticamente eficientes impone muchas veces el cambio de materiales que posean propiedades aislantes de las temperaturas, la luz o los ruidos.

La actualización de las características de los edificios es, precisamente, uno de los beneficios principales de la rehabilitación de fachadas. Mejorar la apariencia exterior de un edificio le añade siempre más valor. Si a la mejora estética se une el uso de materiales eficientes y ecológicos, el precio de la propiedad se multiplicará.

Las incidencias positivas no solo se miden desde el punto de vista de su valor nominal. Una fachada con materiales eficientes ayuda a conseguir una mayor certificación energética. En algunas comunidades autónomas esto significa mejores incentivos fiscales para el inmueble, además de un importante ahorro en las facturas de energía.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?