AN

Los edificios con más de 500 m² están obligados a obtener un certificado energético

El pasado mes de junio de 2021 se publicó el Real Decreto 390/2021. En él, se aprueba el procedimiento básico para la certificación del nivel de eficiencia energética en los edificios.

Según esta nueva normativa, cualquier edificio con una superficie mayor a 500 m² está en la obligación de conseguir un certificado energético antes de un año.

Para poder obtener la certificación es necesario acudir con expertos tales como los que conforman la firma Vatios Verdes. Esta es una compañía dedicada a ofrecer consultoría energética y a la realización de certificados energéticos en el área de Huesca, Zaragoza y Teruel.

Los edificios que requieren un certificado energético

Con la publicación de este Real Decreto que establece la obligatoriedad de la certificación energética para edificios, se instituye una medida necesaria para el logro de los objetivos medioambientales planteados a nivel europeo. Básicamente, lo que se busca con esta nueva normativa es contribuir a la protección del medio ambiente y a la promoción del uso de energía proveniente de fuentes renovables, reduciendo al mínimo posible las emisiones de CO₂ de estas estructuras.

Los edificios obligados por este decreto a obtener un certificado energético son específicamente los de nueva construcción, los que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario y los pertenecientes a la Administración Pública con una superficie mayor a los 250 m². A esto se incluyen los edificios con superficie útil igual o mayor a los 500 m², pertenecientes al sector administrativo, comercial, residencial público, sanitario, restauración, lugares de culto, culturales, deportivos, entre otros.

¿En qué consiste la certificación de eficiencia energética?

El certificado energético consiste en un análisis del consumo y la eficiencia de un inmueble con respecto a la energía. Para determinar el grado de eficiencia, se hace uso de una metodología específica, en la que además se recogen recomendaciones oportunas para posibles mejoras. Todo este estudio se realiza a través de un técnico autorizado experto que, tras visitar, examinar y analizar toda la información relevante del edificio, finalizará el proceso haciendo el registro de la comunidad autónoma correspondiente.

Este tipo de certificado tiene una validez de 10 años, exceptuando los casos en las que los que la calificación energética sea G, donde su validez será de solo 5 años. Es importante que quienes deban obtener la certificación energética soliciten una consultoría y se asesoren con especialistas en el tema.

Para quienes se encuentren en la provincia de Zaragoza, la compañía Vatios Verdes es una de las mejores firmas de consultoría energética a la cual pueden acudir. Allí, cuentan con gran experiencia en la elaboración del Certificado de Eficiencia Energética para contribuir activamente a frenar el cambio climático a través del uso de fuentes de energía renovables y sostenibles.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?