AN

¿Las deudas se pueden heredar?, por Quita Deudas

Tras el fallecimiento de un ser querido, surgen muchas dudas con respecto a los bienes y obligaciones pendientes, ya que, después de realizar los trámites funerarios, los familiares directos se hacen cargo de los procedimientos legales.

Una de las inquietudes más comunes es si se pueden heredar deudas y cómo se actúa en caso de estar frente a una o varias cuentas por pagar. Para responder a estas cuestiones, Quita Deudas explica los pasos a seguir al encontrarse en esta situación.

Las deudas sí se pueden heredar

Los impagos son un problema que afecta de forma directa al titular, pero cuando la persona muere, surge la duda de cuáles son los pasos a seguir ante sus facturas. Según lo que establece el Código Civil Español en el artículo 659, "la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona que no se extingan por su muerte". Como el endeudamiento es un deber legal en España, quien hereda un bien de cualquier tipo, también se hace con los pagos pendientes que deja el difunto. Estos incluyen la totalidad de abonos en la tarjeta de crédito, préstamos personales, hipotecas y cualquier otra actividad bancaria; a esta lista también se suman los pagos a la Seguridad Social.

Cuando el titular deja los documentos en orden antes de morir, es sencillo arreglar el proceso, pero si no hay un heredero especificado, los hijos y descendencia son los primeros en recibir según lo que establece la ley. De no tenerlos, sigue el segundo orden de ascendientes, como padres y cercanos, luego se encuentra el o la cónyuge legal, ya sea por matrimonio o pareja de hecho.

Solucionar deudas heredadas de la mano de Quita Deudas

Dependiendo del grosor de la deuda, la herencia llega a ser un problema. Por esta razón, existen diversas soluciones que se pueden llevar a cabo para hacer frente a los pagos. La primera sería rechazarla, pero aquí se renuncia a la totalidad de la herencia, lo que quiere decir que tanto los deudos como los bienes pasan a la siguiente orden. Una de las opciones más complejas es aceptarla y pagar con el bien incluido en la misma herencia; este proceso, también conocido como beneficio de inventario, es la opción más lenta, lo que es un problema a largo plazo.

De esta manera, Quita Deudas recomienda aceptar la herencia y acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, con la que se puede replantear y especificar nuevas cuotas accesibles al titular. Esta elección es funcional para obtener los bienes heredados, y también cuando estos no son suficientes para ejecutar el beneficio de inventario. Al heredar deudas, es fundamental contar con asesoría personalizada para resolver el problema por la mejor vía.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?