AN

Decorar la piel con tatuajes de flores de la mano de Steel of Doom

El arte del tatuaje tiene una gran popularidad en la actualidad, con numerosas tendencias y estilos que se adaptan a todos los gustos.

Una de las más conocidas es la de los tatuajes florales, los cuales vienen cargados de simbolismos estéticos y culturales que disfrutan tanto hombres como mujeres. En Barcelona, uno de los mejores estudios para realizar este tipo de tatuajes es Steel of Doom, el cual destaca por sus notables diseños en tatuajes flores estilo blackwork, los cuales se caracterizan por su trazo limpio, sus cualidades estéticas y un resultado final espectacular en cada trabajo.

Tatuajes de flores que destacan por su resultado espectacular 

Steel of Doom es uno de los estudios referentes en Barcelona dentro del mundo del tatuaje, que se especializa en varios estilos. Uno de los más populares en la actualidad es el blackwork, dentro del cual cuentan con grandes artistas de renombre, capaces de satisfacer las expectativas de los aficionados a esta corriente. Entre estos últimos, uno de los temas más populares es el de los tatuajes de flores, los cuales adquieren un profundo impacto visual, gracias al juego que generan entre la tinta negra y los tonos grises.

Los artistas de Steel of Doom controlan ampliamente los conceptos de esta técnica, a la cual aportan su propio toque personal. En algunos casos, este se caracteriza por la espectacularidad estética de los diseños, mientras que, en otros, destaca por el detalle de las líneas, hechas con agujas muy finas para facilitar una curación más rápida y homogénea del tatuaje.

También aparecen perspectivas más heterogéneas, que experimentan con elementos de otros estilos, como el realismo. Todos estos tatuadores, sin embargo, se caracterizan por la calidad de sus trabajos, que dejan siempre como resultado un tatuaje muy llamativo.

¿Por qué es importante un estudio con trayectoria y artistas de renombre?

A la hora de hacerse un tatuaje, es importante no tomarse las decisiones a la ligera, y escoger adecuadamente tanto el diseño como el estudio en donde realizarlo. Si bien, a día de hoy, un tatuaje puede no necesariamente ser permanente, una mala decisión en el diseño, o en el artista que lo ejecuta, sigue siendo un incómodo problema. Este puede causar graves molestias a las personas afectadas, especialmente, cuando el tatuaje se ubica en zonas corporales visibles.

Para evitar todo esto, es importante acudir a un estudio de confianza, con trayectoria reconocida y tatuadores expertos. Estas cualidades son las que ofrece Steel of Doom, un estudio que lleva casi una década de trayectoria en Barcelona, durante la cual ha reclutado una amplia base de excelentes artistas en diversos estilos. Entre ellos, destaca su grupo de blackworkers, que abarca personajes de renombre, tanto local como internacional, cuyas habilidades, junto con el amplio y moderno equipo de estas instalaciones, les permiten garantizar un resultado satisfactorio, llamativo y altamente estético en cada tatuaje que decora la piel de sus clientes.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?