AN

La contratación de una hipoteca y la importancia de la educación financiera

Por qué es importante la educación financiera para firmar una hipoteca

No cabe duda de que este país tiene una asignatura pendiente: la educación financiera. Muchos opinan que debería impartirse obligatoriamente en los colegios, mientras que otros defienden que el problema está en la falta de interés por parte de la gente.

Sea como fuere, lo que está claro es que las finanzas son un tema con el que, tarde o temprano, todos tienen que lidiar. Saber administrar el dinero es clave para tener un buen plan financiero y, con ello, una economía doméstica saneada. De este modo, cuando se avecinen tiempos económicos más difíciles, seguramente las personas ya estén mejor preparadas. Y es que, no se puede olvidar que la economía es cíclica, lo que implica que pasa por momentos de crecimiento, así como momentos de recesión. Es en estos últimos, cuando cobra mayor sentido la necesidad de haberse administrado bien previamente, para contar con un colchón que ayude a afrontar situaciones en las que los ingresos pueden disminuir.

Uno de los ámbitos en los que se hace patente esa falta de educación financiera a la que se refiere el artículo al principio, es el de las hipotecas. Los préstamos hipotecarios conllevan una serie de condiciones y responsabilidades que el cliente acepta cuando los firma.

Desgraciadamente, en muchas ocasiones el deseo de acceder a una vivienda ciega a las personas, hasta el punto de llevarles a aceptar acuerdos de los que no entienden bien la letra pequeña. Y es ahí, donde la ausencia de ciertos conocimientos financieros juega la peor pasada posible.

Se ve fácilmente en todas aquellas personas que aceptan cuantiosos seguros de hogar, vida o protección de pagos del banco, sin saber que no tienen la obligación de contratarlos con la entidad. Y se ve también en este contexto de subida del Euríbor.

Por ejemplo, actualmente hay un entorno inflacionario, en el que los Bancos Centrales se han visto obligados a incrementar los tipos de interés, seguramente mucho más de lo que tenían previsto. Esta decisión ha influido sobre el Euríbor, que también ha subido considerablemente, afectando a las hipotecas variables.

No son pocas las personas que, hace dos o tres años, firmaban hipotecas a tipo variable debido a que, al estar los tipos en negativo, la cuota resultante era más baja que la que se les quedaba con un tipo fijo. Dependiendo de la cuantía del préstamo y los años que queden, muchos de ellos están sufriendo ahora fuertes subidas en sus hipotecas.

El problema viene si en su momento no contaban con que esto pudiese suceder. Y es aquí donde la educación financiera es tan necesaria antes de firmar una hipoteca. Si se firma a tipo fijo, es probable que se acabe pagando un interés mayor, pero se cuenta con la tranquilidad de que la cuota siempre será igual.

Ahora bien, si alguien se decanta por un tipo variable porque se encuentra en un momento en que el Euríbor está muy bajo, es necesario saber que esta situación puede cambiar en cualquier momento y planificarse a nivel financiero para afrontar las nuevas reglas del juego.

¿Significa esto que hay que formarse antes de comprar una vivienda y pedir una hipoteca al banco? No necesariamente

Ricardo Gulias, director de Rn tusolucionhipotecaria.com, recuerda que “al igual que cuando estamos enfermos o nos duele algo, vamos al médico, deberíamos buscar a un asesor cuando lo que nos duele, es el bolsillo”. 

Ahora bien, Ricardo señala también que los intermediarios son una muy buena alternativa para conseguir las mejores condiciones y guiarse durante el proceso, pero las decisiones siguen siendo suyas. Por ello, la educación financiera es tan importante.

Rn tusolucionhipotecaria.com no solo se encarga de conseguir las mejores condiciones, sino también de hacer un estudio previo de un perfil financiero para proporcionar las herramientas necesarias antes de adquirir una vivienda. 


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?