AN

Cómo crear la newsletter perfecta

La generación y la publicación periódica de contenido es una de las herramientas con las que las empresas pueden lograr que los consumidores descubran el valor del producto o servicio que ofrecen.

Estas acciones también favorecen a la fidelización de los clientes, ya que mejoran la relación entre las marcas y las personas.

Actualmente, una de las estrategias más usadas para lograr este objetivo es el envío de una newsletter. De hecho, Israel Huerta, experto en marketing automatizado, en el post de su blog titulado “Cómo crear la newsletter perfecta” sostiene que con este tipo de contenido es posible influir en los suscriptores “de manera indirecta para la compra de productos o servicios”. De esta manera, las conversiones aumentan.

Para encabezar una newsletter es necesario un asunto potente

Uno de los aspectos más importantes de una newsletter es la tasa de apertura, que está determinada por la cantidad de usuarios que deciden abrir el correo electrónico. Para lograr que este indicador sea positivo, es fundamental que el asunto sea suficientemente atractivo. En este sentido, es importante que la idea central del envío esté resumida en pocas palabras y también es posible incorporar un emoji, una exclamación o algún otro elemento que llame la atención.

Asimismo, el asunto se puede personalizarse con etiquetas para que figure el nombre del usuario que lo recibe. Según afirma Israel Huerta, en su artículo sobre cómo crear la newsletter perfecta, es recomendable componer una frase divertida, que puede ser un chiste, y apelar a una necesidad, un deseo o incluso a algo negativo. Algunos ejemplos válidos son los siguientes: “abre cuando quieras aumentar tus ventas”, “el truco definitivo” o "el día que casi me tiro por la ventana". Estas frases producen un impacto y generan curiosidad en el usuario. Por lo tanto, es más probable que el correo con la newsletter sea abierto y leído.

Otros aspectos a tener en cuenta

El diseño es otro factor importante. Por ejemplo, incluir una cabecera y una estructura con imágenes para identificar cada apartado aporta dinamismo visual. Una configuración se puede sostener a través de diferentes envíos, mientras cambia el contenido para generar un hábito en el usuario. En este sentido, es importante respetar una periodicidad y enviar la newsletter semanalmente, quincenalmente o mensualmente, por ejemplo.

A su vez, elementos interactivos como las fotos, los gifs o los vídeos pueden sumar un factor divertido en un contexto en el que proliferan los correos electrónicos que no lo son. Para conocer más trucos y acceder a otros consejos con el fin de saber cómo crear la newsletter perfecta, es posible acceder al blog de este especialista en marketing automatizado.

Israel Huerta ofrece la creación de newsletters y de calendarios editoriales para generar tráfico web y alimentar y fortalecer la relación con los suscriptores y clientes, entre otros importantes beneficios que consiguen las empresas con estas publicaciones regulares. 


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?