AN

Colección Tiempo II de Ari Xen

Uno de los medios de expresión que siempre han usado los seres humanos es el arte. A través de las creaciones, los artistas se comunican y manifiestan emociones.

Muchas obras de diferentes autores a lo largo de la historia han permitido a los individuos reflexionar sobre muchos ámbitos de la vida. Por tal razón, las manifestaciones artísticas se consideran herramientas que permiten educar y modificar a la humanidad y a la sociedad. Las mismas se pueden apreciar en todos los países del mundo.

En España, uno de los lugares de referencia para admirarlas es la galería 1819 Art Gallery, donde actualmente se puede disfrutar de destacados trabajos como la colección Tiempo II de Ari Xen, un seudónimo que ha dado mucho de qué hablar entre el gremio.

La colección Tiempo II de Ari Xen

Todas las piezas que forman parte de la colección Tiempo II de Ari Xen son únicas, elaboradas en impresión digital con pigmentos naturales. La mencionada colección consta de 20 obras, las cuales están numeradas del l hasta el XX. Todas ellas elaboradas en el año 2020, con tamaño de 59 x 84 centímetros, de edición única y con precio de 1.995 € euros.

Esta serie, gracias a que se esconde detrás de un seudónimo, denuncia el funcionamiento del sistema del arte contemporáneo y el desapego del artista político con respecto al mercado. Para tal fin, el autor pone como protagonista un billete de 100 dólares, al cual le plasma diversas intervenciones pictóricas que combinan la gestualidad del dripping y el rigor de la abstracción geométrica.

Cada una de las obras da la impresión de sabotaje al billete por parte del artista, quien, entre otras cosas, superpone barras negras horizontales y verticales y manchas de pintura de diferentes colores, pero la realidad es que lo que el autor busca no es restarle valor al billete, sino convertirlo en una obra única y en un artículo de lujo con gran valor simbólico.

Todo lo que hay que saber sobre Ari Xen

Ari Xen, según lo explican en la galería de arte, es un seudónimo, una concepción moderna del arte, donde el valor de la obra viene dado por la firma. A su vez, la firma responde a una identidad inconfundible. 

La ocultación tras un seudónimo es una estrategia que está siendo muy utilizada por artistas como, por ejemplo, Banksy, quien ha demostrado que no hay idea más poderosa que la que no se ve y que un nombre “escamoteado” es un acto de valentía. 

La identidad de Ari Xen es sustraída de la cadena de productividad visible para potenciar sus capacidades expresivas y desestabilizadoras en la zona oscura del anonimato.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?