AN

Censo canino y control de heces a través del ADN canino

Siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del hombre. Normalmente, los dueños de estas mascotas las sacan a pasear por la ciudad, bien sea por los parques o las calles cercanas a su domicilio, para que hagan sus necesidades.

Lo correcto en estos casos es recoger las heces de los animales. Sin embargo, abunda la irresponsabilidad de aquellos que las dejan tiradas, sin tener en cuenta que están contaminando el ambiente y propiciando la propagación de algunas enfermedades.

A raíz de esta problemática, se ha puesto en marcha la realización de un censo en los ayuntamientos del país para obtener el ADN canino y así identificar a quienes están cometiendo la falta. Esta metodología la realizan empresas especializadas como Labtecnic, laboratorio técnico especializado en análisis ambientales y biología molecular, ubicado en Gandía.

¿En qué consiste el censo para obtener el ADN canino?

Aunque el microchip es la herramienta obligatoria de identificación de los perros, el censo para obtener el ADN canino de las mascotas en las ciudades está dando mucho de qué hablar, gracias a los resultados que ha dado en algunos municipios, pues ha servido para identificar a quienes ensucian la ciudad con excrementos.

Para llevar un control de los perros que hay en una determinada población, el ayuntamiento informa y realiza un censo voluntario de animales con la identificación de sus huellas genéticas, tomando un hisopo y extrayendo su saliva. Tras el análisis del ADN, cada mascota pasa a una base de datos, la cual incluye información de sus dueños, como nombres o teléfonos.

Con la obtención de este censo y las huellas genéticas de cada mascota, ya se puede identificar las heces de aquellos perros cuyos dueños no las recogen de la vía pública. Para ello, se cotejan esas muestras de heces con el censo obtenido previamente.

Lo que se busca con este mecanismo es que las personas se vean en la obligación de recoger las heces de sus mascotas, las cuales perjudican al ambiente, a los seres humanos y a otros animales.

La problemática de salud que pueden provocar las heces de los perros

Existen muchos ciudadanos que todavía no han tomado conciencia de la importancia que tiene la preservación del medioambiente, pues no recogen las heces de sus perros en la vía pública, sin tener en cuenta que, además de ensuciar los lugares de paso, implica un riesgo para la salud de los seres humanos.

Para quienes aún no lo saben, las heces de los perros contienen parásitos, virus y bacterias. Estos son responsables de enfermedades muy delicadas, sobre todo gastrointestinales y oftalmológicas. Ejemplo de ello es la que produce el parásito Toxcara Canis, el cual puede llegar a ocasionar una pérdida completa de la visión.

El censo de las mascotas para obtener el ADN canino no solo sirve para conocer qué perro fue el que hizo sus necesidades en la calle, sino también, un tema muy importante, es poder identificar aquellos animales maltratados y abandonados, a los cuales les han sustraído el chip identificativo.

Además de todo ello, también tiene su utilidad para cotejar su pedigrí, para identificar enfermedades genéticas y para saber si es propenso a adquirir determinadas patologías.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable